La Universidad Pública de Navarra y la Federación Navarra de Actividades Subacuáticas (FNDAS) han colaborado durante este curso para que el alumnado del Grado de Fisioterapia esté formado en habilidades de buceo y puedan realizar terapia subacuática en la rehabilitación de pacientes con discapacidad funcional. En la formación han participado 10 colaboradores e instructores en buceo, ocho fisioterapeutas y una alumna de 3er curso del Grado de Fisioterapia.

zoom Alumnos

De izquierda a derecha, fila posterior: Nerea Ulzurrun, Javier Gamero, Daniel Lanz, Lucas Jáuregui, Amaya Aguas y Gema Sánchez; fila delantera: Penélope Aguilar, Luis Javier Lizarraga y Natalia Domínguez.

“La novedad de esta terapia —explica Ana Insausti, profesora del Departamento de Ciencias de la Salud y coordinadora de la actividad— es que el paciente va equipado con una botella de buceo y, al no estar pendiente de mantener siempre la cabeza fuera del agua para respirar, puede centrarse totalmente en los ejercicios programados. Para su realización, los profesionales de la salud implicados deben dominar la técnica de buceo para poder olvidarse de ellos y centrarse en el paciente, como lo harían en cualquier otra terapia”.

A lo largo de todo este curso, los expertos de la federación navarra han colaborado en la formación en piscina a fisioterapeutas, que también han recibido formación en el aula en terapia subacuática. Tal y como explica la profesora Ana Insausti, “se trata de dar una formación específica a fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales para que los pacientes reciban su rehabilitación dentro de un entorno subacuático, con la ayuda de una botella de oxígeno, como en el buceo, pero en un medio controlado como es una piscina”.

En total, el alumnado ha recibido más de 230 horas de formación de las que 80 horas de formación en piscina donde se incluyeron prácticas con pacientes, en las instalaciones deportivas de la UPNA. En la formación han colaborado también: el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil de Logroño (GEAS), IDM medical, OXIEN rehabilitación hiperbárica, Buceo y Salud y la Federación Española de Actividades Subacuáticas (FEDAS).

Los profesionales de la rehabilitación utilizan habitualmente, dentro de sus técnicas rehabilitadoras, la terapia acuática o hidroterapia para el tratamiento de los pacientes. Así, aprovechan las propiedades físicas que brinda el medio acuático como son la flotabilidad y la ingravidez, que proporcionan una disminución en el impacto sobre las articulaciones durante el ejercicio y un soporte del peso corporal. “Estas propiedades pueden proporcionar un medio ideal para programar una rehabilitación de pacientes con diversidad funcional”, indica la doctora Insausti.

Los participantes en el curso ha sido la alumna Nerea Ulzurrun y los fisioterapeutas Javier Gamero, Daniel Lanz, Lucas Jáuregui, Amaya Aguas, Gema Sánchez, Penélope Aguilar, Luis Javier Lizarraga y Natalia Domínguez; y las terapeutas ocupacionales Haizea Erquicia y Ana Santos.

Experiencia acumulada

Ya en 2017, el profesor Tomás Ballesteros, del Departamento de Ingeniería de la UPNA, planteó, tanto al Grado de Fisioterapia como a la FNDAS, la posibilidad de cooperar en una actividad de buceo inclusivo que se estaba llevando a cabo. Fue una oportunidad de poder realizar una experiencia de carácter multidisciplinar uniendo a los dos grados presentes en el Campus de Tudela: Ingeniería en Diseño Mecánico y Fisioterapia. Alumnado de las dos titulaciones cooperaron para desarrollar materiales y ejercicios para buceo inclusivo adaptados a personas con discapacidad, que pudieran servir de guía a los instructores que realizan buceo para personas con diversidad funcional.

A partir de entonces, se vio la posibilidad de que, además de una actividad lúdica, la experiencia pudiera servir para realizar terapia de rehabilitación. De ahí, el curso realizado este año.

Con ese motivo, el pasado 28 de mayo tuvo lugar una sesión en la UPNA para hacer balance y explorar las posibilidades de ofrecer esta formación a través de un título propio de Experto en hidroterapia subacuática, en el que las distintas partes están trabajando. En ese contexto, se firmó previamente un convenio entre la Federación Española de Actividades Subacuáticas, representada por su presidente Eduardo Centelles, y la Universidad Pública Navarra.

zoom Sesión

Imagen de la sesión celebrada en la UPNA

A la jornada acudieron, además de formadores y alumnado, pacientes y familiares. La sesión comenzó con unas palabras de bienvenida por parte de la vicerrectora de Proyección Universitaria, Cultura y Divulgación, Begoña Pérez Eransus, y sendas intervenciones del presidente de la FEDAS, Eduardo Centelles Alonso, y del director gerente del Instituto Navarro de Deporte y Juventud, Miguel Ángel Pozueta Uribe-Echeverría. También participó, a través de un vídeo, la consejera de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra, Rebeca Esnaola Bermejo. El presidente de la FNDAS Miguel Carabantes Rodríguez y la profesora Ana M. Insausti Serrano presentaron la actividad de buceo inclusivo, que se ha venido realizando en colaboración con la UPNA. Tomaron también la palabra Estíbaliz Zabalza Colmenero (participante en el curso), Luis López Lostal (familiar de uno de los pacientes), Andrés Ilundáin Esquíroz, director general de ADACEN (Asociación de Daño Cerebral de Navarra), Manuel Arellano Armisen, presidente de COCEMFE (Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica); Gema Sánchez Márquez y Amaia Aguas Ayesa (fisioterapeutas), Ana Santos (terapeuta) y Jaime Beltán López y Alberto Hernández Girón (del grupo especial de actividades subacuáticas de la Guardia Civil).