Alumnado de tercer curso del Grado de Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural de la Universidad Pública de Navarra ha participado recientemente en dos talleres ofrecidos por la Fundación Ilundain Haritz-Berri, uno de los cuales ha concluido con la instalación de dos hoteles de insectos en la finca de prácticas que la UPNA tiene en el Campus de Arrosadia.

Enmarcadas en el proyecto Aterpeak, estas actividades buscan impulsar la educación ambiental y hacer hincapié en la sensibilización y conservación del medioambiente, concretamente en el entorno urbano.

zoom Alumnos y formadores

Alumnos y formadores posan junto a uno de los hoteles de insectos colocados en la UPNA.

En la actividad ha participado una veintena de estudiantes de dos especialidades del grado (Explotaciones Agroganaderas y Hortofruticultura, Jardinería y Paisaje) y han realizado dos talleres, de dos horas de duración cada uno. El primero de ellos fue “Itinerario fauna y flora” y consistió en un recorrido por el campus para conocer su fauna y flora. Permitió además introducir al alumnado en la ornitología a través de nociones básicas sobre las aves del entorno y cómo identificarlas tanto visualmente como por su canto. Toda la información ofrecida sirvió también para conocer y reflexionar sobre las repercusiones que el descenso de la biodiversidad puede traer al entorno urbano.

Por otro lado, tuvo lugar el taller “Hoteles de insectos”, que se inició con una charla sobre qué son estas instalaciones y cuáles sus funciones principales. A continuación, se llevó a cabo el montaje y colocación de dos hoteles de insectos en la finca de prácticas que la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y Biociencias (ETSIAB) tiene en el campus de Arrosadia.

zoom Hotel

Detalle de la instalación

Los hoteles de insectos ayudan al control biológico de plagas y mejoran la polinización en jardines y huertos. Entre las explicaciones recibidas por el alumnado, se habló tanto de la interacción entre las plantas y los insectos como del importante papel que estos tienen en la producción de alimentos. También se abordaron aspectos como el uso de insecticidas y la conservación del medio natural. Una vez colocadas las estructuras, se facilita también la observación de las especies que los habitan, que de otro modo resultarían más difíciles de observar.

El proyecto Aterpeak es un proyecto medioambiental desarrollado por la Fundación Ilundain Hartiz-Berri y su principal objetivo es fomentar la biodiversidad en el ecosistema a través de proyectos y talleres de educación ambiental. Además de las dos actividades realizadas en la UPNA, la fundación ofrece en sus propias instalaciones de la Granja Escuela de Ilundain los talleres “Apicultura” y “Natural Scape”.