Medio centenar estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) participan este curso en el Programa LyDer (Literatura y Derecho), continuando con los seminarios en formato “online” debido a la situación de confinamiento. Desde su inicio en 2010, cerca de 70 estudiantes se han graduado en este programa que, bajo el lema “Quien solo sabe Derecho, ni Derecho sabe”, consta de un plan de lecturas repartidas a lo largo de los cuatro cursos del grado que luego son debatidas en los correspondientes seminarios. El objetivo es contribuir a la educación integral de los estudiantes mediante una formación humanística y en valores. 

zoom Humberto Bustince

Imagen de la preparación de uno de los seminarios del programa, desde el puesto de trabajo del decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas

El programa LyDer se planteó con el ánimo de “instruir deleitando”, en palabras del decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y responsable del programa, José F. Alenza García. Esta actividad formativa se diseñó con “objetivos diversos, pero complementarios, que se pueden sintetizar en propiciar una formación culta, que capacite al estudiante para una interpretación crítica de la realidad y para su adaptación a la evolución de la sociedad”, apunta.  

De esta manera, se diseñó un plan de lecturas (“porque en este programa no se trata de estudiar literatura, sino de leer libros”, según el decano), que luego son debatidas en los correspondientes seminarios. Estos últimos se organizan conforme al ritmo de las enseñanzas de grado: se celebra un seminario al final de cada semestre y otro más al principio de curso con las lecturas realizadas durante el verano. Además, se programan seminarios extraordinarios. 

Seminarios por videoconferencia 

Hasta la fecha, se han realizado tres seminarios por videoconferencia, correspondientes a las promociones octava, novena y décima (los estudiantes de la séptima concluyeron recientemente el programa). Trataron de las distopías y los totalitarismos, el naturalismo, y la obra de Miguel de Cervantes, respectivamente. Este último seminario se realizó el 23 de abril, coincidiendo con el aniversario de la muerte del padre de “El Quijote”, y en él se abordó el derecho de familia, derecho penal y el “buen gobierno”. 

El plan de lecturas completo se compone de unas treinta obras obligatorias (además de otras optativas) que arrancan con Cervantes, Shakespeare y el Siglo de Oro español (Calderón de la Barca, Lope de Vega), pasan por el siglo XIX (Poe, Sthendal, Stevenson, Dostoievsky, Dickens, Balzac, Galdós, Benavente), siguen en la centuria pasada (Camus, Kafka, Golding, Orwell) hasta alcanzar a escritores contemporáneos (García Márquez, Vargas Llosa, Eduardo Mendoza, Javier Marías, Lorenzo Silva, Juan Manuel de Prada…). En la graduación de las distintas promociones se cuenta con escritores de renombre.