• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Jueves 29 de mayo de 2008 [Cultura]

Un libro de la Catedrática de la Universidad Pública de Navarra, Isabel Cabanellas, analiza las formas en que interactúan los niños y nuevos métodos de aprendizaje en las escuelas infantiles

"Ritmos infantiles. Tejidos de un paisaje interior" ha sido escrito también por Raquel Polonio, Clara Eslava y Juan José Eslava.

zoomIsabel Cabanellas y Raquel Polonio, durante la presentación del libro.

Isabel Cabanellas y Raquel Polonio, durante la presentación del libro.

"Ritmos infantiles. Tejidos de un paisaje interior" es el título del nuevo libro escrito por la Catedrática Emérita de la Universidad Pública de Navarra, Isabel Cabanellas, junto con la socióloga Raquel Polonio, la arquitecta Clara Eslava y el compositor musical Juan José Eslava. El libro ha sido publicado por la editorial Octaedro dentro de la colección Temas de Infancia. Su precio es de 16,8 euros.

El libro ha sido presentado hoy en la Universidad Pública de Navarra por Isabel Cabanellas, responsable del Grupo de Investigación "En torno al hecho creativo" de la Universidad Pública de Navarra, y por Raquel Polonio, que forma parte también de este equipo. "Ritmos infantiles" surge de la realidad creada en las escuelas infantiles, un contexto de vida colectiva en el cual los niños menores de tres años disfrutan de la posibilidad de actuar e interactuar, de crecer y desarrollarse en un ambiente rico en posibilidades. El contenido de la investigación recogida en este estudio se vertebra en una clara concepción de la infancia, de la educación y de los profesionales, haciendo una especial incidencia en dos aspectos básicos: el tiempo, como una necesidad para el aprendizaje, y las emociones, íntimamente ligadas a la mente, a la construcción del pensamiento, expresadas por el cuerpo muy especialmente en estas primeras edades.

En los dos primeros capítulos, los autores del libro desglosan el marco teórico que les ha guiado en la observación de los ritmos infantiles y que les han dado luz sobre los problemas que generan dificultades en el trabajo del adulto con la infancia. "Se trata de establecer un diálogo con la realidad educativa en cuanto a las implicaciones que supone un estudio de la temporalidad de las acciones infantiles en la escuela y los posibles procesos de modificación en la creación de redes temporales", señalan los autores del libro en la introducción.

No se trata, por tanto, de describir la realidad sin más, sino de ofrecer luz sobre la complejidad natural de la actuación infantil para que la mirada del adulto cambie; para encontrar vías para nuevos acercamientos didácticos más viables, respetuosos y ricos; y para romper los límites que separan la cultura de la infancia de la del adulto.

Intercambios temporales en el entorno escolar

El libro aborda en su capítulo tercero un método de investigación en el que se estudian los intercambios temporales en el entorno escolar con materias plásticas y sonoras susceptibles de fácil modificación. También se establecen primeras hipótesis sobre las intenciones que producen cambios significantes en la continuidad o discontinuidad de las actuaciones infantiles. En este sentido, se establece un campo de búsqueda en las emociones que puede movilizar los campos de actuación infantiles.

El libro incluye un CD con imágenes y vídeos en los que se muestra la investigación realizada por este grupo con niños -bebés de ocho a catorce meses-, en las que se ha analizado su relación con el espacio, los objetos, el mundo sonoro, así como las interacciones sociales y con el paisaje que con todo ello se conforma. Participando en sus experiencias se ha tomado conciencia de cómo apresan lo que en cada momento precisan del mundo para construir sus identidades, su propia historia. La investigación se realizó durante dos años con quince niños en la escuela infantil de Villava.