• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Lunes 17 de diciembre de 2007 [Congresos]

Uno de los expertos mundiales en GPS presenta en la Universidad Pública de Navarra un software que avanza en la predicción de fenómenos naturales, como terremotos o volcanes

Robert W. King, profesor del Massachussets Institute of Technology de Estados Unidos, participó en un seminario

zoomRobert W. King, durante la celebración del seminario

Robert W. King, durante la celebración del seminario

Las aplicaciones del sistema GPS de alta precisión en la predicción y seguimiento de terremotos o en la monitorización de volcanes han sido objeto de un seminario celebrado en la Universidad Pública de Navarra que ha sido impartido por Robert W. King, profesor del Massachusets Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos y director del equipo que desarrolla uno de los softwares más avanzados para este sistema global de navegación por satélite. El curso, que ha sido organizado por el Departamento de Proyectos e Ingeniería Rural de la Universidad y por Massachusets Institute of Technology, ha contado con la participación de 12 técnicos llegados desde países como Finlandia, Letonia, Georgia o Portugal. Andrés Seco, profesor del Departamento de Proyectos e Ingeniería Rural de la Universidad, ha sido el director del seminario, que tenía como objetivo el perfeccionamiento en el uso científico de este software de procesado de observaciones GPS. Este programa, denominado GAMIT, es uno de los tres existentes en el mundo que se distribuye de forma gratuita a universidades y laboratorios.

Robert W. King, que este año sólo ha impartido dos seminarios de estas características, disertó sobre los avances que se están experimentando en la utilización del GAMIT para la predicción y seguimiento de fenómenos naturales como terremotos o volcanes. Así, este software permite controlar las deformaciones y deslizamientos de una determinada franja de terreno entre un terremoto y otro que se produzca posteriormente en la misma zona. Estos corrimientos, que suelen ser tan sólo de milímetros, pueden ser controlados durante un largo periodo de tiempo y, de esta forma, se pueden evaluar las probabilidades de riesgo sísmico en un plazo determinado.

Otra de las aplicaciones sobre la que está trabajando este experto es la referida a la predicción de la intensidad del tsunami que pueda provocar un terremoto cuyo epicentro se sitúe en el mar. Las técnicas sísmicas actuales detectan un terremoto, pero tienen más dificultades para fijar en poco tiempo el epicentro y la intensidad de la fuente cuando es de gran magnitud. El sistema GPS puede obtener el patrón de la deformación que se ha producido en el interior de la corteza terrestre y, con estos datos, puede predecir el tsunami que puede provocar.