La Universidad Pública de Navarra ha acordado suspender todas las actividades presenciales de los miembros de la comunidad universitaria a partir de este lunes, 16 de marzo, a las 18:00 horas, momento en que se cerrarán todas las instalaciones. Esta decisión se ha tomado en coordinación con el Gobierno de Navarra y después de que el Gobierno de España decretara este fin de semana el estado de alarma como medida para atajar el avance del coronavirus (Covid-19).

Hay que señalar que estas medidas no van a suponer la suspensión de la actividad universitaria, ya que se mantendrá de forma no presencial a través de trabajo a distancia y mediante diferentes recursos que la universidad ha puesto a disposición del alumnado, del personal de administración y servicios (PAS) y del personal docente e investigador (PDI).

En este sentido, el rector de la Universidad ha firmado sendas resoluciones. La primera de ellas, relativa a la suspensión de la actividad presencial, y la segunda, en la que se determinan los servicios y actividades esenciales que se mantendrán en la universidad. Entre estos, se encuentran la actividad del rector y del equipo rectoral, así como las de direcciones de escuelas, facultades y departamentos; servicio informático, infraestructuras y mantenimiento, salud laboral, seguridad, limpieza de locales e instalaciones que sean utilizados, insectarios, invernaderos y otras infraestructuras críticas, entre otras.