El curso de verano de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) “Miradas Urbanas. La ciudad vista desde el arte” congregó recientemente a cerca de medio centenar de personas en el Palacio del Condestable de Pamplona. El monográfico estaba dirigido por Fermín Alvira (artista, licenciado en Bellas Artes, arteterapeuta y profesor de arte) y Laura Portero (licenciada en Ciencias Matemáticas y profesora titular en el área de Matemática Aplicada de la UPNA).

zoom “Miradas urbanas. La ciudad vista desde el arte”

El curso “Miradas urbanas. La ciudad vista desde el arte” se celebró en el Palacio del Condestable de Pamplona

El objetivo del curso era doble: por una parte, apostar por la creación de espacios de diálogo y enriquecimiento sustentado en la cultura, la mirada sensible y la creación de belleza y, por otra, estrechar el vínculo con la ciudad de Pamplona y sus habitantes. La UPNA tiene previsto programar otros cursos de extensión universitaria complementarios, como "UPNA Sketchers", abierto al público general en el que, bajo las instrucciones de Fermín Alvira, los participantes saldrán a dibujar la ciudad al natural al modo de los "Urban Sketchers".

Ponencias sobre artes plásticas y museos

El curso comenzó con una mesa redonda moderada por Fermín Alvira, en la que las artistas Sagrario Sanmartín y Alicia Otaegui describieron su percepción de la ciudad. La primera, en su ponencia, destacó que el arte permite descubrir poesía y belleza en cualquier parte, hasta en lo más humilde y cotidiano. Para Otaegui, la ciudad es un lienzo en el que intervenir a través de obras efímeras que realiza con la participación de colectivos, para los que supone un refuerzo de autoestima.

Por su parte, el técnico de artes plásticas del Ayuntamiento de Pamplona, Javier Manzanos, ofreció un mapa general del arte en la ciudad, recalcando la capacidad de los y las artistas para hacer la ciudad más bella e interesante, así como la necesidad de mejorar la comercialización de las obras de arte. El arquitecto Javier Torrens, por su parte, en la conferencia "La ciudad imaginada" ilustró sobre la herencia en las ciudades contemporáneas de algunos mitos y conceptos clásicos. Finalmente, Mercedes Jover, directora del Museo de Navarra e integrante del Consejo Internacional de Museos, impartió una charla sobre la relación entre el museo y la ciudad en la que reflexionó sobre sus funciones, objetivos y dificultades.

La clausura de las conferencias corrió a cargo del pintor Pedro Salaberri quien, a través del título de uno de sus cuadros: “A cierta hora de la tarde, Pamplona es un talismán”, explicó cómo, a cierta hora de la tarde, surge un "incendio sin calor" capaz de transformar un basurero en oro. “Salaberri reinventa la ciudad, se fija en sus volúmenes, en la arquitectura y sus posibilidades. Sintetiza las formas de la ciudad y juega con sus colores, para ofrecernos una mirada desde la belleza, la armonía, la dulzura y el optimismo”, se indica desde la organización del curso.