• EN
  • ES


Noticeboard


Friday, March 23, 2018

Weekly Tip INARBE: EL IMPACTO DE LA CULTURA SOBRE LA DIFUSIÓN DE ESTÁNDARES DE GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL

Por Raquel Orcos

Durante las últimas décadas se ha extendido la idea de que las empresas deben de asumir las consecuencias negativas que sus actividades provocan en el medio ambiente. Con el objetivo de dar respuesta a las muchas voces que cada vez más fuerte reclaman a las empresas un mayor respeto por el medioambiente, muchos directivos han decidido adoptar un sistema de gestión medioambiental. Un sistema de gestión medioambiental es un conjunto de procedimientos cuya puesta en marcha hace posible reducir o eliminar el impacto de la empresa sobre el medioambiente. Por ejemplo, tales sistemas permiten a la empresa mejorar la gestión de sus residuos, utilizar de forma más eficiente sus recursos y reducir sus emisiones de gases y vertidos tóxicos. Para asegurar la eficiencia de los sistemas de gestión medioambiental y garantizar el control de las empresas que deciden implantarlos se han desarrollado varios estándares de gestión medioambiental. Estos estándares establecen los pasos a seguir para implantar un sistema de gestión medioambiental. Además, la adopción de los mismos puede ser certificada por una agencia independiente. En este sentido,  los estándares de gestión medioambiental permiten a las empresas conseguir un doble objetivo: reducir su impacto sobre el medioambiente y mostrar públicamente su compromiso con el cuidado de los recursos naturales.

Entre los estándares de gestión medioambiental, la norma ISO 14001 es la más extendida. A modo de ilustración, en 2016 dicha norma fue certificada en 192 países (encuesta ISO, 2016). La norma ISO 14001 nace en 1996 gracias al trabajo de la International Organization for Standardization (ISO). El principal objetivo de su creación fue establecer un estándar de gestión medioambiental único que pudiera ser implantado por empresas de todo el mundo. A pesar de la gran popularidad de la que goza la norma ISO 14001, no todos los países han mostrado el  mismo entusiasmo a la hora de aceptarla  y adoptarla. Por ejemplo, mientras que la norma ISO 14001 ha sido ampliamente implantada por las empresas europeas, su difusión entre las empresas norteamericanas ha sido mucho más limitada. La disparidad en la aceptación de la norma ISO 14001 ha dado lugar a que su distribución internacional sea muy irregular.

ISO 14001

La comunidad académica ha llevado a cabo numerosos esfuerzos para identificar los factores que explican la distribución irregular de la norma ISO 14001 a nivel internacional.  Principalmente ha prestado atención a cómo ciertas instituciones formales contribuyen a explicar los distintos grados con los que la norma ISO 14001 ha penetrado dentro de cada país. En este sentido, parece que el compromiso del gobierno con el cuidado del medioambiente y las presiones ejercidas por diversos grupos sociales son los principales determinantes del grado con el que se difunde la norma ISO 14001. Sin negar el importante papel que juegan estos factores, es importante señalar que las instituciones informales también pueden determinar el grado con el que la norma ISO 14001 es aceptada dentro de cada país. Las instituciones informales hacen referencia al conjunto de normas que la sociedad se autoimpone para estructurar las relaciones humanas. Los valores, las creencias, los ritos y la cultura constituyen instituciones informales. Nuestra investigación establece que los rasgos culturales de un país determinan cómo los directivos perciben la norma ISO 14001 y, por tanto, contribuyen a explicar  su difusión.

Como se ha mencionado, la norma ISO 14001 permite a los directivos alcanzar un doble objetivo: organizar sus procesos internos para reducir el impacto medioambiental de su empresa y mostrar públicamente su compromiso con el cuidado del medioambiente. En base a esto, puede establecerse que la difusión de la norma ISO 14001 depende principalmente de su capacidad para satisfacer necesidades instrumentales, que son aquellas relacionadas con la obtención de resultados materiales, y necesidades relacionales, que hacen referencia a la consecución de relaciones cordiales con los distintos grupos de interés. Nuestra investigación establece que la cultura nacional determina la importancia que los directivos conceden a cada una de estas necesidades y, por tanto, contribuye a explicar la distribución irregular de la norma ISO 14001 en el plano internacional.

Para analizar como la cultura nacional determina la difusión de la norma ISO 14001, nuestra investigación se centra en dos de los rasgos culturales que caracterizan a una  sociedad: la orientación hacia el resultado y la orientación hacia las relaciones sociales. En concreto, establece que mientras los directivos de los países orientados hacia el resultado adoptan la norma ISO 14001 para satisfacer sus necesidades instrumentales, los directivos de los países orientados hacia las relaciones sociales lo hacen para satisfacer sus necesidades relacionales. Utilizando una muestra integrada por 52 países durante el periodo 2000-2015, nuestra investigación encuentra que, efectivamente, ambos rasgos culturales determina la difusión de la norma ISO 14001 dentro de cada país. Esto pone de manifiesto la importancia de considerar las instituciones informales (valores, creencias, actitudes, cultura…) cuando se analiza la adopción de prácticas organizativas.

 

Nota: esta investigación ha sido llevada a cabo junto con Sergio Palomas Doña



Research Institutes
Jeronimo de Ayanz Building
Public University of Navarre
Campus de Arrosadia 31006 - Pamplona
Tel. +34 948 169512
Contact by E-mail