• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Lunes 31 de octubre de 2011 [Institucional]

El colegio San Ignacio de Pamplona gana el II Torneo de Debate de Bachillerato organizado por la UPNA y el Parlamento de Navarra

El segundo clasificado fue el colegio Nuestra Señora del Huerto y la mención al mejor orador correspondió a Marcos Ndlovu, de San Cernin

zoomImagen de los finalistas. A la Izquierda, el Colegio San Ignacio -los ganadores-; en el centro, el jurado; y a la derecha, el colegio El Huerto.

Imagen de los finalistas. A la Izquierda, el Colegio San Ignacio -los ganadores-; en el centro, el jurado; y a la derecha, el colegio El Huerto.

El equipo del colegio San Ignacio de Pamplona se proclamó campeón del II Torneo de Debate de Bachillerato organizado por la Universidad Pública de Navarra y el Parlamento, después de imponerse a los representantes de Nuestra Señora del Huerto en la final que se celebró el sábado en El Sario. Los debates giraron en torno a un tema de máxima actualidad: “¿Debe permitirse la descarga libre de música y películas de Internet?”. La mención al mejor orador correspondió a Marcos Ndlovu, del colegio San Cernin. El jurado coincidió en valorar positivamente el alto nivel demostrado por los participantes.

A lo largo del concurso, que comenzó el viernes, han participado un total de 79 estudiantes de 16 institutos navarros. Los centros inscritos en esta segunda edición fueron IES Barañáin, colegio San Cernin, colegio Sagrado Corazón, IES Navarro Villoslada, colegio Liceo Monjardín, colegio San Ignacio, colegio Calasanz-Escolapios, IES Basoko, colegio Nuestra Señora del Huerto, colegio Cardenal Larraona, colegio Santa Teresa de Jesús, colegio Hijas de Jesús, colegio Miravalles, colegio El Redín, IES Sancho el Mayor de Tafalla e IES Plaza de la Cruz.

El equipo ganador, que recibió un premio de 1.000 euros, estaba formado por Roberto López Iracheta, Miriam Araujo Goicoechea, Víctor Osuna Ruiz, Íñigo González de Echávarri y Alfonso Urrizburu Santos, todos ellos del colegio San Ignacio. Por su parte, los segundos clasificados –Nuestra Señora del Huerto- recibieron 800 euros de premio. El equipo lo formaban Eduardo Alonso Arechaga, Elvira Díaz Fernández, Irene Gutiérrez García, Brian Pérez Claudio y Myriam Guillén Aguinaga. Las semifinales fueron disputadas entre San Ignacio y San Cernin, por un lado, y Nuestra Señora del Huerto y el IES PLaza de la Cruz, por otro.

zoomMarcos Ndlovu, de San Cernin, mención al mejor orador.

Marcos Ndlovu, de San Cernin, mención al mejor orador.

Este torneo forma parte de las actividades de debate que la Universidad Pública y el Parlamento de Navarra vienen fomentando entre los estudiantes universitarios y de Bachillerato durante los últimos años. En este caso, el torneo se plantea como un evento formativo y de competición dirigido a los estudiantes de 2º de Bachillerato de centros públicos y concertados de Navarra. Se trata de una oportunidad para que los estudiantes desarrollen habilidades como la capacidad de hablar en público, de trabajar en equipo, de analizar información o de argumentar. Además del indudable interés para su formación personal, estas habilidades conforman varias de las competencias de carácter transversal o genérico vinculadas a los estudios universitarios de Grado.

La competición

El Torneo de Debate de Bachillerato incluye dos partes. En la primera, los alumnos participantes asistieron a un taller formativo en el cual profesionales con amplia experiencia les instruyeron en las técnicas básicas del debate y trabajaron con ellos el tema elegido para la competición. Como novedad, en esta segunda edición, los profesores interesados también pudieron recibir formación.

La fase de competición comenzó el viernes y se prolongó hasta la tarde del sábado. Los equipos, conformados por tres o cuatro estudiantes y un capitán, se enfrentan defendiendo posturas opuestas que son sorteadas previamente. Los turnos de palabra son cerrados en cuatro turnos (exposición inicial, dos refutaciones y conclusiones) y se prolongan por un máximo de 26 minutos (trece por equipo).

El jurado está compuesto por profesorado de la UPNA y personas invitadas por la organización. Los jueces deben valorar aspectos como la variedad de argumentos, rigor de las evidencias, naturalidad y expresividad de los oradores, el dominio de la voz y de los silencios, el lenguaje variado y apropiado o la actitud del equipo.