• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Jueves 14 de marzo de 2019 [Estudiantes]

Estudiantes de la UPNA visitan en Canarias dos centros tecnológicos de energías renovables gracias a la asociación APERNA

zoomEstudiantes de la UPNA, durante su visita al ITER de Tenerife

Estudiantes de la UPNA, durante su visita al ITER de Tenerife

Estudiantes de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) han visitado dos centros tecnológicos de Canarias relacionados con las energías renovables. Esta actividad, organizada por la asociación APERNA y subvencionada por el Vicerrectorado de Estudiantes, Empleo y Emprendimiento de la institución académica, tenía como objetivo conocer de primera mano investigaciones relacionadas con las energías limpias; en concreto, el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), situado en Tenerife, y una central hidroeólica, llamada Gorona del Viento, ubicada en El Hierro.

La entidad organizadora de la visita (la asociación APERNA), surgida en la UPNA, busca el fomento y la divulgación de las energías limpias, para lo que trabaja, en coordinación con la Cátedra de Energías Renovables de la Universidad, con el objetivo de organizar actividades orientadas, sobre todo, a la participación estudiantil. Dentro de las actividades que realiza, destaca la organización de una visita técnica cada semestre, permitiendo así conocer diferentes fuentes de generación renovable.

Un centro para investigar las energías renovables

El Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) es un centro de investigación de energías renovables, ingeniería y medio ambiente de referencia internacional e impulsa una mayor participación de las energías limpias en la combinación de fuentes energéticas de la isla de Tenerife, gracias a la producción de fotovoltaica y eólica. Allí, los estudiantes de la UPNA visitaron el centro de operación y mantenimiento, encargado de la gestión de la energía eléctrica; el Sicell Lab o laboratorio de fotovoltaica, en el que se investigan nuevos materiales (como la perovskita) para la producción de células fotovoltaicas más baratas con un mayor rendimiento; y el túnel del viento, una cámara de ensayos donde se genera un flujo de aire controlado, rectilíneo y uniforme de hasta 56 metros por segundo (equivalente a 200 km/h). Finalmente, los jóvenes pudieron conocer el Heliodrón, un avión solar, de unos dos metros de envergadura y pilotado remotamente, que utiliza la energía producida por células fotovoltaicas colocadas en sus alas.

Por su parte, en su visita a la central hidroeólica de El Hierro, que produce electricidad para la isla a través de un parque eólico, los estudiantes vieron dicho parque eólico (que consta de cinco generadores), un grupo de bombeo, una central hidroeléctrica y un salto de agua de 640 metros. Además, recibieron información sobre el funcionamiento de la instalación, como el hecho de que, cuando la producción supera a la demanda, el excedente es utilizado para alimentar un grupo de bombeo que embalsa agua en un depósito elevado, a modo de sistema de almacenamiento energético. Gracias a esta central, las energías renovables producen el 60% de la electricidad consumida en la isla y, en algunos momentos del año, roza el 100%.