• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Miércoles 25 de enero de 2017 [Investigacion]

Una investigación de la UPNA detecta lagunas y fallos normativos en materia de seguridad y salud laboral en las Fuerzas Armadas

El teniente coronel Eugenio Garcés propone en su tesis instaurar un único servicio de prevención de riesgos laborales para todo el Ministerio

zoomEugenio Garcés Bonet, teniente coronel de Artillería, nuevo doctor por la UPNA.

Eugenio Garcés Bonet, teniente coronel de Artillería, nuevo doctor por la UPNA.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales, publicada en 1995, dejó fuera de su campo de aplicación a las Fuerzas Armadas y otros colectivos cuyos cometidos se enmarcaban en lo que se podría denominar protección de la sociedad. En 2010, la situación cambió y comenzó a aplicarse la ley en el ámbito militar. Sin embargo, según la investigación realizada por el oficial del Ejército Eugenio Garcés Bonet (Barcelona, 1962), existen lagunas y fallos normativos, estructurales y de gestión de personal en el sistema. En su tesis doctoral, defendida en la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y titulada “La prevención de Riesgos Laborales en el Ejército de Tierra”, el investigador propone como principal mejora instaurar un único servicio de prevención de riesgos laborales para todo el Ministerio de Defensa.

Para Garcés Bonet, esta medida supondría un ahorro económico en cuanto a material y a personal y una mejora en la coordinación. “El hecho de que cada rama de las Fuerzas Armadas sea independiente en este ámbito —no habiendo motivos objetivos para ello— permite la existencia de diferencias de criterio, que representan una posible fuente de problemas de coordinación, además de implicar una mayor cantidad de personal y medios”, afirma.

Uno de los problemas a los que actualmente se enfrentan los técnicos de prevención es el exceso de trabajo y de responsabilidad que acarrea el cargo. “Las personas encargadas de la protección de los trabajadores del Ministerio no dan abasto. En algunos casos, una sola persona tiene a su cargo a varios miles de trabajadores que desarrollan actividades de todo tipo, y esta responsabilidad, unida a factores como la falta de medios o un plan de carrera adecuado, hace que estos puestos no sean deseables para los militares profesionales”, apunta el nuevo doctor, cuya tesis, dirigida por el catedrático del Departamento de Derecho Privado José Luis Goñi Sein, obtuvo la calificación de sobresaliente “cum laude”.

El investigador cree que, si se analizara el trabajo de los técnicos con todas sus implicaciones y se orquestara un sistema de reconocimiento o recompensa —no necesariamente económica— de su labor, el cargo sería más atractivo y el futuro del servicio no se vería comprometido, como parece estarlo en la actualidad.

Áreas indefinidas y lagunas

La tesis, que ha analizado la situación en materia de prevención laboral tanto en los aspectos normativos como estructurales y de gestión de personal, ha detectado lagunas y fallos normativos, e incluso colisiones con textos de rango superior.

Uno de los errores que, según Garcés Bonet, debería subsanarse rápidamente es la exclusión, del ámbito preventivo, de todas aquellas actividades de instrucción, adiestramiento y operativas. “Según la normativa actual, un militar que está trabajando en un taller mecánico de Irak no tiene por qué llevar material preventivo —explica Eugenio Garcés—. Nosotros queremos incluirlo en la ley, ya que ahora se registra como accidente militar y no laboral. En nuestra opinión, tan solo deberían quedar fuera del ámbito de riesgo laboral las acciones en las que interviene el enemigo y las actuaciones imprevistas que requieren una rápida intervención, durante las operaciones o en su preparación”.

Una vez analizado el sistema de prevención, el estudio ha detectado un total de 42 acciones de mejora, en todos los ámbitos, dirigidas a lograr una mayor protección laboral del personal del Ejército y una optimización del empleo de los escasos medios disponibles, con el fin de acercar este colectivo al resto de la población trabajadora del país.

Esta es la primera investigación que trata el tema en España y ha sido elaborada desde un conocimiento real de la institución, obtenido en los más de cinco años de trabajo cotidiano desempeñado por el nuevo doctor en esa área. En este sentido, Garcés Bonet espera que la tesis doctoral sea de utilidad práctica para la futura evolución del sistema.

Breve currículum

Eugenio Garcés Bonet es teniente coronel de Artillería y, actualmente, trabaja como jefe de la Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno en Extremadura. Cursó el Máster en Prevención de Riesgos Laborales en la Universidad San Pablo-CEU (Madrid) y los másteres ejecutivos en Dirección de la Seguridad Global y en Dirección de Sistemas de Emergencia en la Universidad Europea de Madrid. Es experto universitario en Prevención y Gestión de Crisis Internacionales por la Universidad  Carlos III de Madrid y, en el campo militar, es especialista en artillería autopropulsada, cifra, criptología e inteligencia táctica. Es también autor o colaborador de una docena de libros y numerosos artículos en varias revistas, tanto nacionales como extranjeras.