• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Lunes 11 de diciembre de 2006 [Institucional]

La Fundación El Compromiso y el misionero javeriano José María Caballero, premio Brunet 2006 por su trayectoria en la defensa de los niños y niñas soldado de Sierra Leona

zoomChema Caballero

Chema Caballero

El jurado del Premio Internacional Brunet 2006 pro Derechos Humanos ha concedido el premio a la Fundación El Compromiso y a José María Caballero, misionero javeriano, por el programa de acogida y rehabilitación de niños y niñas soldado en el centro Saint Michael de Lakka, en Sierra Leona. Al premio concurrían 41 candidaturas presentadas.

Así lo ha decidido el Jurado del Premio, según han expuesto hoy en Pamplona José Luis Iriarte Angel, Vicerrector de la Universidad Pública de Navarra y miembro del Patronato de la Fundación Jaime Brunet, junto con los profesores Alberto Pérez Calvo y Patricio Hernández Pérez, vicepresidente y secretario del Jurado. El anuncio se ha hecho público, de acuerdo con las disposiciones testamentarias del filántropo Jaime Brunet, que legó su fortuna a dicha universidad navarra con este objeto, coincidiendo con el aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU, aprobada el 10 de diciembre de 1948.

Según se señala en el acta del jurado, con la concesión del galardón "se ha querido reconocer el trabajo de difusión y sensibilización que a lo largo de estos últimos años ha realizado la Fundación española El Compromiso, respecto a la situación de los niños y niñas soldado de Sierra Leona, apoyando la labor humanitaria en ese país de D. José María Caballero, a través de la edición y distribución del documental social "Ángeles tatuados", basado en la cruel experiencia de los niños excombatientes de la guerra civil que asoló Sierra Leona entre 1991 y 2002".

Al mismo tiempo, el jurado ha querido reconocer "la labor del misionero javeriano D. José María Caballero, director del programa de rehabilitación de menores ex guerrilleros, desarrollado entre 1998 y 2002 en ese país africano del que se beneficiaron más de 3.000 niños y muchas de sus familias, que dejaron de verlos como combatientes o ex verdugos, para aceptarlos como víctimas de una guerra fratricida generada por el hambre, hostigada por intereses de países vecinos y favorecida por el escasa proyección que se le otorgó a nivel internacional".

Al conceder este premio, el Jurado desea "hacer un llamamiento a la difícil situación que viven muchos países, especialmente del continente africano, en los que la penuria económica sigue generando conflictos sociales, y en los que se conculcan los más elementales derechos humanos, tal como ocurrió en Sierra Leona, pero que sigue padeciendo las secuelas de una larga guerra, en la que los propios niños se veían arrastrados a matar a miembros de sus propias familias, dejándoles unas heridas internas difíciles de superar".

Asimismo, al otorgar este premio internacional a don José María Caballero, el jurado "desea reconocer la extraordinaria labor de un misionero que en circunstancias difíciles supo enfrentarse a la propia guerrilla de Sierra Leona acogiendo a niños que huían, atemorizados e incluso drogados, en busca de un refugio en el centro de Saint Michel de Lakka".

Asimismo, el Jurado subraya que "al otorgar este premio en un medio universitario, se desea sensibilizar a la comunidad universitaria sobre la necesidad de ejercer voluntariado en países en donde el hambre constituye la principal amenaza de los Derechos Humanos".

Recuperación de niños y niñas soldado

La Fundación El Compromiso es una organización no gubernamental sin fines lucrativos, políticos o religiosos. Fue creada en España en el año 1994 con el fin de contribuir a la solución de los problemas que padecen los sectores marginados y desprotegidos de la sociedad, especialmente en países en vías de desarrollo. La Fundación El Compromiso parte de la base de que el presupuesto fundamental y básico para un desarrollo sostenido es trabajar en la educación y sensibilización por el respeto de los derechos humanos.

La Fundación lleva a cabo diversas líneas de proyectos en el citado sentido, de educar y sensibilizar para el desarrollo, y de gestión de proyectos de cooperación para el desarrollo. Uno de ellos, en relación con el cual se le ha concedido el Premio Brunet, es el programa de recuperación y rehabilitación de niños y niñas soldado en el centro St. Michael's de Sierra Leona. Este programa ha sido gestionado y dirigido por los Misioneros Javerianos, y en concreto por el misionero español José María Caballero.

El programa en cuestión comenzó en abril de 1999. Desde esa fecha y hasta junio de 2002 más de 3.000 niños y niñas que habían estado en manos de los distintos grupos rebeldes han pasado por el programa. Se trata de niños secuestrados que habían sido liberados, niñas madres, niños y niñas soldado y otros niños que por diversas razones habían sido separados de sus familias. En noviembre de 2000 se firmó un acuerdo con el ACNUR para extender los servicios a los niños sierraleoneses que habiendo estado refugiados en Guinea tuvieron que huir ante la persecución de sierraleoneses desencadenada en Guinea Conakry desde septiembre de 2000.

El programa está dividido en tres proyectos: acogida en el centro y cuidado básico por unos meses, búsqueda de familias y reunificación de los menores con sus familias, y cuidado alternativo para los menores que no pueden ser reunificados con sus familias.

Así, el St. Michael's Interim Care Center, situado en Lakka, tiene una capacidad para acoger a 250 menores -hasta 500 en casos de emergencia- a los que ofrece cuidado y protección. Tras un reconocimiento médico, los servicios que se les ofrecen son atención psicológica, educación en la escuela y aprendizaje de oficios, así como juegos, deportes, música... Después a los niños y niñas se les reintegra a la familia, tras una labor de búsqueda y reunificación o, si esto no es posible, se les ofrece un apoyo alternativo, mediante adopciones, formación profesional, residencia en pisos tutelados o ayuda para que puedan vivir de manera independiente.

Como se menciona en el acta, el 21 de febrero de 2002 TVE1 emitió el programa "Angeles tatuados", producido por la Fundación El Compromiso y basado en la experiencia de los niños soldado de Sierra Leona.

Perfil de José María Caballero

El misionero javeriano español Chema Caballero llegó a Sierra Leona en 1992, y allí ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Ordenado sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos, en 1995, desde 1999 es director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la actualidad, desde abril de 2004 compagina esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado "Educación como motor del desarrollo" consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Nacido en Castuera (Badajoz) en 1961, es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid (1984), Licenciado en Estudios Eclesiásticos por la Universidad Pontificia Salamanca (Baccalaureatus in Teología), en 1995, y Master en Ciencias Sociales por la Universidad de Long Island, Nueva York (1998).

Autor de numerosos artículos y conferencias, ha recibido diversos galardones como los de la Fundación Social Universal, 2004, de Montilla (Córdoba); Medalla de Extremadura (2005); Premio Internacional Alfonso Comín, entregado en noviembre de 2005, en Barcelona, por el entonces alcalde Joan Clos; y el Premio por la Paz Ciudad de Alcobendas.