• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Viernes 28 de octubre de 2011 [Cultura]

Casi 80 estudiantes de 16 institutos disputan el II Torneo de Debate de Bachillerato organizado por la UPNA y el Parlamento de Navarra

El tema elegido es si debe permitirse la descarga libre de música y películas de Internet y la final tendrá lugar mañana sábado

Documentación adicional:

 
zoomUna estudiante presenta sus argumentos en uno de los debates.

Una estudiante presenta sus argumentos en uno de los debates.

“¿Debe permitirse la descarga libre de música y películas de Internet?”. Este es el tema elegido en la segunda edición Torneo de Debate de Bachillerato, una competición organizada por la Universidad Pública de Navarra y el Parlamento de Navarra que, desde este viernes, 28 de octubre, disputan un total de 79 estudiantes de 16 institutos navarros. La final está programada para este sábado y el premio que obtendrá el equipo vencedor asciende a 1.000 euros, mientras que el segundo se llevará 800.

El torneo, que se celebra en el Aulario de la UPNA, ha dado comienzo con un acto de inauguración oficial presidido por el rector de la Universidad, Julio Lafuente; el presidente del Parlamento de Navarra, Alberto Catalán, y la vicerrectora de Proyección Social y Cultural, Eloísa Ramírez.

Los centros que participan en esta iniciativa formativa son IES Barañain, colegio San Cernin, colegio Sagrado Corazón, IES Navarro Villoslada, colegio Liceo Monjardín, colegio San Ignacio, colegio Calasanz-Escolapios, IES Basoko, colegio Nuestra Señora del Huerto, colegio Cardenal Larraona, colegio Santa Teresa de Jesús, colegio Hijas de Jesús, colegio Miravalles, colegio El Redín, IES Sancho el Mayor de Tafalla e IES Plaza de la Cruz.

zoomDe izquierda a derecha, Alberto Catalán, Julio Lafuente y Eloísa Ramírez, en el acto de inauguración del torneo.

De izquierda a derecha, Alberto Catalán, Julio Lafuente y Eloísa Ramírez, en el acto de inauguración del torneo.

Este torneo forma parte de las actividades de debate que la Universidad Pública y el Parlamento de Navarra vienen fomentando entre los estudiantes universitarios y de Bachillerato durante los últimos años. En este caso, el torneo se plantea como un evento formativo y de competición dirigido a los estudiantes de 2º de Bachillerato de centros públicos y concertados de Navarra. Se trata de una oportunidad para que los estudiantes desarrollen habilidades como la capacidad de hablar en público, de trabajar en equipo, de analizar información o de argumentar. Además del indudable interés para su formación personal, estas habilidades conforman varias de las competencias de carácter transversal o genérico vinculadas a los estudios universitarios de Grado.

La competición

El Torneo de Debate de Bachillerato incluye dos partes. En la primera, los alumnos participantes han tenido la oportunidad de asistir a un taller formativo en el cual profesionales con amplia experiencia les han instruido en las técnicas básicas del debate y trabajarán con ellos el tema que se ha elegido para la competición. Como novedad, en esta segunda edición, los profesores interesados también pudieron recibir formación.

La fase de competición es la que ha dado comienzo este viernes en la UPNA y que se prolongará hasta mañana. Los equipos, conformados por tres o cuatro estudiantes y un capitán, se enfrentan defendiendo posturas opuestas que son sorteadas previamente. Los turnos de palabra son cerrados en cuatro turnos (exposición inicial, dos refutaciones y conclusiones) y se prolongarán por un máximo de 26 minutos (trece por equipo).

El torneo se ha iniciado con una fase de liguilla. Los ocho equipos que obtengan los mejores resultados disputarán la fase final. Tanto las semifinales como la final tendrán lugar mañana sábado, 29 de octubre, a partir de las 16 horas en el Aula Anexo 04 del edificio El Sario.

El jurado está compuesto por profesorado de la UPNA y personas invitadas por la organización. Los jueces deben valorar aspectos como la variedad de argumentos, rigor de las evidencias, naturalidad y expresividad de los oradores, el dominio de la voz y de los silencios, el lenguaje variado y apropiado o la actitud del equipo.