• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Jueves 29 de septiembre de 2005 [Institucional]

"La puesta en marcha de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales ha reducido la siniestralidad y el coste de solicitar la baja laboral" señala el economista navarro Imanol Nuñez Aldaz

Esta es una de las conclusiones de la tesis doctoral leída en la Universidad Pública de Navarra por este investigador, en donde se lleva a cabo una análisis económico de la siniestralidad laboral y la eficacia de la acción preventiva

zoomImanol Nuñez, autor de la tesis.

Imanol Nuñez, autor de la tesis.

"La aprobación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales generó una reducción significativa de la siniestralidad, del mismo modo que ha reducido el coste de solicitar la baja laboral" explica en su tesis el economista navarro Imanol Nuñez Aldaz. Sin embargo, advierte "se trata de una regulación mejorable puesto que existe un gran número de ramas en las que no se aprecia una reducción significativa de la siniestralidad. La aprobación de reglamentos específicos en estas ramas, junto con la consideración de los factores organizativos y de gestión destacan como posibles vías de mejora de la normativa existente".

La tesis titulada "Análisis económico de la siniestralidad laboral y la eficacia de la acción preventiva: regulación y factores organizativos" fue dirigida por el profesor del Departamento de Gestión de Empresas Pablo Arocena Garro. El trabajo recibió la calificación de sobresaliente cum laude de un tribunal presidido por el Catedrático de la Universidad Pablo Olavide, Ramón Valle Cabrera.

Doctor por la Universidad Pública de Navarra, Imanol Núñez Aldaz es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por esta Universidad, donde ha sido profesor Ayudante LOU en el área de Organización de Empresas del Departamento de Gestión de Empresas hasta el pasado mes de junio.
En la actualidad trabaja como investigador en el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, en el proyecto "Establecimiento de las bases metodológicas y propuesta de modelo para análisis y control de valores socioeconómicos de la prevención de riesgos laborales en la empresa, con atención a los valores intangibles de una acertada política en este campo". Además ha sido Profesor tutor de la UNED. Miembro del grupo de Economía de Empresa, dirigido por el director de su tesis, el profesor Pablo Arocena Garro, ha participado en tres proyectos de investigación. Además es autor de cinco comunicaciones en Congresos y de cuatro artículos publicados en publicaciones científicas.

Gran repercusión social de los accidentes laborales

Existen pocos problemas empresariales que causen tanta preocupación y controversia en la sociedad como los accidentes laborales. Junto a sus repercusiones humanas, morales y sociales, destaca el investigador Imanol Nuñez, "los accidentes y las enfermedades profesionales suponen un gran coste económico para la sociedad y para las empresas".

El crecimiento de la economía española durante los últimos tiempos ha estado acompañado por el trágico aumento de las tasas de siniestralidad en todas las actividades económicas. Sin embargo, advierte el profesor "la atención creciente que los medios de comunicación prestan a este fenómeno, contrasta con el escaso interés que ha despertado en la investigación económica y de gestión de empresas. Prueba de ello son las escasas publicaciones científicas que en este campo existen en revistas de ámbito académico".

En esta área se situá el origen de la tesis doctoral que llevó a cabo el profesor Nuñez en donde se "aborda el estudio de cuestiones relacionadas con el análisis económico de la siniestralidad laboral; la regulación de la prevención de riesgos laborales y la eficacia del esfuerzo de prevención llevado a cabo por las empresas".

La tesis está estructurada en cuatro artículos de lectura independiente. El primero consistía en la revisión de las características del bien preventivo y de su mercado "para determinar cómo influyen en la elección del nivel de esfuerzo de prevención por parte de las empresas". En este aspecto "hemos identificado, por un lado, las principales dificultades que existen para que el mercado, por sí solo, genere incentivos necesarios a la inversión óptima en esfuerzo preventivo; y por otro, los mecanismos de intervención dirigidos a corregir los efectos de dichas imperfecciones".

Entre estas imperfecciones del mercado de prevención destaca Imanol Nuñez, "la externalización de parte de los costes de la "no-prevención o el aseguramiento del coste de los accidentes a través del pago de una cuota fija, independiente del esfuerzo de prevención, a una mutua de accidentes, hecho que produce un problema de riesgo moral en el que el incentivo a prevenir se reduce sustancialmente".

En la tesis se plantean cuatro mecanismos para corregir estas imperfecciones del mercado y aumentar el esfuerzo preventivo: "La certificación privada de la prevención de riesgos laborales, implantando mecanismos de certificación similares a los que se utilizan para asegurar la calidad; la puesta en marcha de políticas para reducir la información imperfecta y asimétrica; la negociación y el papel de los grupos de presión; y la regulación de la prevención de los riesgos laborales".

Efectos de la Ley de Prevención

En el segundo capitulo Imanol Nuñez aborda "un estudio empírico del efecto de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales sobre la siniestralidad, con el objetivo de analizar la eficacia de la aprobación de la normativa sobre prevención de la siniestralidad laboral en España". Para ello, el investigador ha utilizado datos anuales sobre accidentes leves y graves en 43 ramas de actividad, distinguiendo dos periodos de tiempo "1989-1996 y 1997-2003, es decir, antes y después de la entrada en vigor del cambio normativo". Se trata del primer estudio previo que valora el efecto que ha tenido la legislación sobre prevención de riesgos en España. Asimismo, "por vez primera se incluye el análisis de la siniestralidad en ramas de actividad del sector servicios, responsable del 42% de las bajas laborales producidas en España en 2002".

Los resultados obtenidos revelan que "tras la aprobación de esta Ley, la siniestralidad leve aumentó significativamente, sin embargo, al eliminar la influencia del incentivo a solicitar la baja, es decir, utilizando la serie de accidentes graves, la introducción de la regulación generó una reducción significativa de la siniestralidad". Adicionalmente, "hemos observado que la temporalidad en el empleo genera aumentos en ambos tipos de siniestralidad, mientras que el tamaño de la empresa reduce tanto la siniestralidad leve como la grave".

A la luz de los resultados, se puede concluir que "la regulación ha reducido la siniestralidad, del mismo modo que ha reducido el coste de solicitar la baja laboral, provocando un aumento en la siniestralidad leve". Sin embargo, señala Imanol Nuñez, se trata de una regulación "mejorable puesto que existe un gran número de ramas en las que no se aprecia una reducción significativa de la siniestralidad. La aprobación de reglamentos específicos en estas ramas, junto con la consideración de los factores organizativos y de gestión se configuran en posibles vías de mejora de la normativa existente".

Estudio de los ciclos económicos

El tercer capítulo está dedicado a identificar las causas de los aumentos o reducciones de los índices de siniestralidad generados por los ciclos económicos El análisis explica el investigador "es especialmente interesante para el caso de variables como la tasa de paro que pueden afectar al incentivo a solicitar la baja laboral. Así, en las épocas de recesión, en las que la tasa de paro es alta, la probabilidad de perder el trabajo o una promoción por permanecer de baja es alta".

Del estudio llevado a cabo por Imanol Nuñez se desprende que "todos los índices de siniestralidad presentan fluctuaciones cíclicas. En general, la tasa de desempleo está negativamente relacionada con los accidentes leves y con las enfermedades profesionales. Por el contrario, no existe ninguna relación significativa de la tasa de desempleo con los accidentes mortales, ni con los accidentes leves sin baja. Se puede afirmar que cuando las condiciones de mercado de trabajo mejoran, las bajas laborales que dependen de las decisiones de declaración de los trabajadores aumentan".

En cambio en lo relativo a los accidentes mortales, "el principal factor relacionado es la intensidad del trabajo, posiblemente fruto del abandono de las prácticas preventivas dirigidas a eliminar los riesgos menos frecuentes, es decir, los graves". Finalmente, "los resultados muestran que la incorporación de la mano de obra afecta a la siniestralidad leve. En todo caso, el menor poder de negociación de los trabajadores accidentados hace que esta relación se manifieste, de forma exclusiva, sobre la siniestralidad leve sin baja."

Prevención en 213 empresas de Navarra

Por último, Imanol Nuñez pretendía comprobar "si la intensidad y la orientación del esfuerzo de prevención es más eficaz en determinados tipos de organización". Para ello obtuvo información primaria sobre el esfuerzo de prevención y los parámetros organizativos de 213 empresas industriales de Navarra. Esta información se cruzó con los datos del Instituto Navarro de Salud Laboral (INSL), máximo responsable de control del cumplimiento de la legalidad vigente en materia de prevención en Navarra.

Los resultados muestran que "sí existe relación entre los parámetros organizativos y la siniestralidad. Así, la siniestralidad de las empresas que realizan prácticas avanzadas en calidad y organización del trabajo es menor mientras que la siniestralidad de las empresas avanzadas tecnológicamente es mayor". En lo referente a la intensidad del esfuerzo en prevención, "está relacionado negativamente con la siniestralidad. Además, la combinación de un esfuerzo preventivo innovador y de prácticas organizativas avanzadas presenta un efecto sinérgico en la reducción de la siniestralidad".

Esto permite a Imanol Nuñez concluir que "es necesario incentivar a las empresas que realizan un menor esfuerzo preventivo puesto que se revela como la más directa y eficaz medida para reducir la siniestralidad. Asimismo, destaca "la introducción de nueva tecnología empeora las condiciones de riesgo laboral por lo que es necesario establecer protocolos preventivos específicos que moderen sus consecuencias". Por último, aconseja "las empresas con organizaciones menos desarrolladas deben optar por intensificar su prevención en cualquiera de sus dimensiones, preferiblemente en aquellas en las que el coste y tiempo de implantación sea más bajo".