• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Lunes 3 de junio de 2019 [Institucional]

Estudiantes de Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación de la UPNA se forman en electrónica digital gracias a un laboratorio remoto

La conexión por internet a un laboratorio real para desarrollar prototipos “aumenta la motivación” del alumnado, según el docente impulsor del proyecto

zoomEstudiantes del grado en Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación posan antes de una clase práctica con el profesor Cándido Aramburu (agachado, primero por la izquierda).

Estudiantes del grado en Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación posan antes de una clase práctica con el profesor Cándido Aramburu (agachado, primero por la izquierda).

La Universidad Pública de Navarra (UPNA) ha puesto en marcha un proyecto piloto por el que ochenta estudiantes de primer curso del grado en Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación aprenden electrónica digital gracias a un laboratorio remoto. El alumnado se conecta por internet, a través de la plataforma MiAulario, a un laboratorio real, situado en el campus de Arrosadia, en Pamplona, y aprende a diseñar prototipos electrónicos, como un reloj digital o un decodificador de señales de televisión, al acceder a dicho equipamiento mediante el envío de instrucciones. “Los estudiantes ganan en motivación”, apunta Cándido Aramburu Mayoz, profesor de Departamento de Ingeniería Eléctrica, Electrónica y de Comunicación e impulsor de esta iniciativa, desarrollada en colaboración con la empresa vasca LabsLand.

El proyecto piloto se ha puesto marcha para la asignatura Sistemas Digitales I, que se imparte en el segundo semestre de primer curso de Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicación y cuyos responsables son los profesores Ignacio del Villar Fernández (en inglés), Marko Galarza Galarza (en euskera) y el ya citado Cándido Aramburu (en castellano). Dicha materia consiste en una introducción a la electrónica digital, por lo que, además de las clases teóricas, la docencia incluye prácticas en laboratorio con el fin de que el alumnado aprenda a realizar prototipos electrónicos, como un contador digital, un sumador o los ya citados con anterioridad. Para ello, los estudiantes aprenden a programar herramientas de software, denominadas EDA (siglas en inglés de Automatización de Diseño Electrónico), y a diseñar circuitos mediante lógica programable.

Acceso sin barreras

zoomLos estudiantes se conectan al laboratorio remoto en una sesión práctica celebrada en el Aulario del campus de Arrosadia, en Pamplona.

Los estudiantes se conectan al laboratorio remoto en una sesión práctica celebrada en el Aulario del campus de Arrosadia, en Pamplona.

“Las prácticas en laboratorio significa disponer de estaciones de trabajo para cada estudiante, que incluyen ordenadores, tarjetas y placas electrónicas, y también implican un tiempo limitado para realizar los ejercicios prácticos de forma presencial —señala Cándido Aramburu—. Con el laboratorio remoto para diseñar sistemas electrónicos con lógica programada, las barreras desaparecen. Sin ir más lejos, los estudiantes se pueden conectar desde su casa a cualquier hora para trabajar en sus prototipos. De hecho, he constatado un aumento muy significativo de accesos a la asignatura a través de MiAulario”. Esta última es una plataforma virtual de enseñanza, aprendizaje y colaboración necesaria durante la estancia en la Universidad de los alumnos, a los que posibilita, entre otras prestaciones, tener acceso a todas las asignaturas en las que están matriculados.

Con el laboratorio remoto, el alumnado accede al mismo equipamiento que utilizaría en las instalaciones físicas y experimenta en tiempo real con él al poder ver cómo se comporta lo diseñado y programado al otro lado de internet. Para ello, sólo necesita un ordenador y acceder “online” a la plataforma MiAulario, donde se encuentra todo el material formativo de la asignatura de Sistemas Digitales I, así como el enlace al laboratorio remoto.

El profesor Cándido Aramburu ha desarrollado este proyecto en colaboración con la empresa LabsLand, una “spin-off” o empresa de base tecnológica surgida del grupo de investigación WebLab de la Universidad de Deusto y especializada en desarrollar laboratorios reales en internet.

Además de las mejoras en la formación práctica de los estudiantes, las clases teóricas “reciben un impulso, pues se puede utilizar el laboratorio de acceso remoto para, por ejemplo, visualizar determinados conceptos”, según Cándido Aramburu, a quien se han dirigido docentes de la UPNA de otras asignaturas del ámbito tecnológico, interesados en la posibilidad de compartir recursos para desarrollar su propia plataforma.

En este proyecto también colabora la Universidad de Sao Paulo (Brasil), con el objetivo, a largo plazo, de que los estudiantes de ambas instituciones puedan conectarse indistintamente a sus laboratorios remotos.