La Universidad Pública de Navarra (UPNA) y el Gobierno de Navarra están estudiando distintas posibilidades para que los estudiantes universitarios y los de ciclos superiores de Formación Profesional puedan beneficiarse de recorridos curriculares combinados y programas mixtos que permitan mejorar la empleabilidad de los egresados a través de la creación de perfiles profesionales más atractivos. Para coordinar las acciones que se van a llevar a cabo en esta materia, recientemente ha tenido lugar una reunión en la UPNA con la participación de representantes de este centro de educación superior y de los departamentos de Educación y de Universidad, Innovación y Transformación Digital del Gobierno de Navarra. 

Entre las opciones que se barajan destaca, por un lado, la posibilidad de implantar una oferta de programas mixtos 2+3 que integren ciclos de FP y grados universitarios afines, de forma que el estudiante obtenga una doble titulación en cinco años y, por otro lado, la oferta de programas mixtos 4+1 para estudiantes universitarios, que estaría dirigida al alumnado con interés en seguir estudiando tras el grado pero que no desea hacer un máster, sino especializarse en competencias más operativas. Además, en tercer lugar, se plantea el reconocimiento de, al menos, 30 créditos ECTS a estudiantes de FP que quieran acceder a grados superiores declarados afines, para lo que se pondrá en marcha un proceso que culmine con unas nuevas tablas de reconocimiento. 

En la reunión celebrada estuvo presente, por parte de la UPNA, la vicerrectora de Enseñanzas, Inmaculada Farran Blanch; el director de área de Planificación Lingüística, Imanol Nuñez Aldaz, y el director del servicio de Enseñanzas, Roberto Vallés Lanas. En representación del Gobierno de Navarra acudieron el director general de Formación Profesional, Tomás Rodríguez Garraza; la directora general de Universidad, Ana Burusco Juandeaburre; la directora del servicio de Universidad, Lourdes García Roncal, y la titular del servicio de Planificación e Innovación de la Formación Profesional, Esther Monterrubio Ariznabarreta. 

zoom Iñigo de Carlos (izda.) y David Garciandía

Imagen de los asistentes a la reunión. De izda. a dcha. Imanol Núñez, Lourdes García, Ana Burusco, Inmaculada Farran, Tomás Rodríguez, Esther Monterrubio y Roberto Vallés.

Alineación con la estrategia de la CRUE y tendencia en Europa

Tal y como coinciden en señalar la Universidad y el Ejecutivo Foral, la tendencia a pensar que los recorridos de la Formación Profesional y la Universidad como caminos separados está cambiando y, de hecho, en algunos sistemas educativos europeos de referencia como Alemania, Austria, Suiza o Dinamarca se aprecia que las competencias más operativas que se adquieren en los ciclos superiores de FP son perfectamente sinérgicas, en términos de empleabilidad, con las competencias más analíticas en las que se basa la enseñanza universitaria.

En este sentido, cabe destacar que en la reunión de los rectores de la CRUE que tuvo lugar los pasados 6 y 7 de febrero, se puso de manifiesto la necesidad de “crear puentes” con la Formación Profesional. Según los análisis, las debilidades y fortalezas de ambos sistemas educativos son complementarios, siendo el punto fuerte de la Formación Profesional el acceso al mercado de trabajo y el de la Universidad, el desarrollo de la carrera profesional (salarios, promociones…), por lo que ambos podrían beneficiarse de las sinergias que se desarrollen.