• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Viernes 28 de octubre de 2016 [Otras]

Catorce estudiantes de la UPNA inician el programa de acompañamiento a menores de dos centros de Primaria

El Proyecto Ruiseñor/Urretxindorra se desarrolla con alumnado de los colegios Bernart Etxepare y San Jorge, ambos de Pamplona

zoomUniversitarios y estudiantes de Primaria participantes en el Proyecto Ruiseñor/Urretxindorra.

Universitarios y estudiantes de Primaria participantes en el Proyecto Ruiseñor/Urretxindorra.

Catorce estudiantes de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) han comenzado ya el programa de acompañamiento a niñas y niños de los colegios públicos Bernart Etxepare y San Jorge, ambos de Pamplona. El alumnado universitario que participa en esta iniciativa, llamada Proyecto Ruiseñor/Uretxindorra, se convierte en mentor o mentora de los menores para favorecer espacios de encuentro cultural, social y de aprendizaje personal, ofrecerles apoyo y mostrarse como un modelo positivo para ellos.

El programa está promovido desde la Unidad de Acción Social del vicerrectorado de Proyección Universitaria y Relaciones Institucionales y cuenta con la colaboración tanto de la Cátedra Unesco de Ciudadanía, Convivencia y Pluralismo del centro universitario como del departamento de Educación del Gobierno de Navarra.

La sexta edición del Proyecto Ruiseñor/Urretxindorra se puso en marcha recientemente con una jornada de presentación en la que las y los universitarios tuvieron el primer contacto con los menores a los que van a acompañar durante todo el curso 2016-17. En el acto, participaron la vicerrectora de Proyección Universitaria y Relaciones Institucionales, Eloísa Ramírez Vaquero; el director de Bernat Etxepare, Mikel Larraza Arbizu; la directora de San Jorge, Rosa Álvarez Blanco; profesorado de ambos centros educativos y las gestoras de la unidad de acción social. De esta manera se dio la bienvenida a niñas y niños de los mencionados centros educativos y a sus familias.

Este proyecto está englobado dentro de las actividades de responsabilidad social impulsadas por la Universidad Pública de Navarra en el marco de su Plan Estratégico. En esta sexta edición colabora, como ya lo hiciera en la quinta, la Cátedra Unesco de la Universidad, que forma al alumnado mentor y busca generar espacios de reflexión sobre mentoría social. Con la presente edición, son ya más de 60 los mentores y nueve los centros educativos que se han beneficiado de esta iniciativa.

Listado de estudiantes participantes

Los estudiantes de la Universidad que participan en el Proyecto Ruiseñor son, por orden alfabético y con indicación de la titulación que cursan, los siguientes: Leire Angulo Alonso, Irune Ansa Eguilleta, Javier Astrain Azcarate y Naia Azparren Eguillor (Trabajo Social), María Franchez Martincorena (Magisterio Primaria), Nekane García Razquin (Trabajo Social), Santiago Jiménez Rebolé (Magisterio Primaria), Alba López Vildosola (doble Grado de ADE y Derecho), Rosana Martínez Cala (Ingeniería Agrónoma), Iranzu Morentin González, Katty Pérez Alvarado, Miriam Pérez Sáenz y Nadia Sudagar Antón (Trabajo Social) y Carolina Torres Cherrez (Derecho).

El programa, que se prolonga hasta el próximo mes de mayo, pone en contacto a jóvenes con niños y niñas de diferentes culturas y contextos sociales partiendo de la base de que la relación entre ambos es una buena oportunidad para nuevas experiencias, habilidades y formas de relación interpersonal. Lo que se busca es que la experiencia beneficie a todas las partes implicadas, las y los menores, sus familias, el centro escolar, el alumnado universitario y la propia Universidad.

Mentoría en castellano y en euskera

La mentoría se realiza en castellano y en euskera (en función del idioma en que está escolarizado el menor) y el alumnado universitario ha recibido previamente una formación sobre cómo afrontar diferentes situaciones con los chavales o sobre cómo relacionarse con la familia. La labor de acompañamiento consiste en realizar actividades lúdicas y culturales fuera del horario escolar, lo que supone entre dos y tres horas a la semana. A su vez, desde la Unidad de Acción Social de la Universidad se acompaña al alumnado universitario que realiza la mentoría de manera individual y grupal generando espacios de consulta, abordaje de situaciones de dificultad y cualquier cuestión que pueda surgir a lo largo del curso académico.

Ser mentor supone compartir con niños y niñas un tiempo y atención de calidad y realizar actividades que favorezcan una mayor diversidad de expectativas y les den la oportunidad de vivir nuevas experiencias vitales. A la finalización de la actividad, las y los universitarios elaboran una memoria evaluativa de su participación. Quienes participan recibe una beca que tiene por objeto sufragar los gastos que se generen durante la realización de las actividades.