• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Martes 2 de enero de 2018 [Institucional]

La UPNA y el Gobierno de Navarra firman el convenio de financiación plurianual para el periodo 2018-2020

Se basa en un modelo que tiene en cuenta el coste del servicio prestado y condiciona una parte a la consecución de objetivos asociados a actividades

zoomLa consejera Solana y el rector Carlosena, tras la firma del convenio.

La consejera Solana y el rector Carlosena, tras la firma del convenio.

El rector de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), Alfonso Carlosena, y la consejera de Educación, María Solana, firmaron el pasado viernes, día 29 de diciembre, el convenio de financiación de la institución para los próximos tres años. El acuerdo adoptado por el Ejecutivo foral declara prioritario el gasto plurianual para la financiación de la Universidad Pública de Navarra durante los años 2018, 2019 y 2020.

Concretamente, el Gobierno contempla el siguiente escenario financiero para la UPNA: 57.698.079,21 euros en el año 2018; 60.086.337,82 euros en el año 2019, y 62.731.114,37 euros en el año 2020. No obstante, todos estos importes son de carácter provisional y necesitan ser revisados anualmente. De hecho, la cifra correspondiente al año 2018 se determinará por la Comisión de Seguimiento tras la firma del convenio plurianual y una vez se haya constituido dicha Comisión. Las cifras correspondientes a los ejercicios 2019 y 2020 se determinarán anualmente, tal y como establece el convenio.

El citado convenio está estructurado en cuatro apartados: financiación estructural, financiación por resultados, financiación para mejoras y financiación para inversiones. De hecho, la financiación se basa en un modelo que tiene en cuenta el coste del servicio prestado y que condiciona una parte de la financiación de la Universidad a la consecución de objetivos asociados a sus actividades: docencia, investigación, internacionalización y transferencia de conocimiento, algo que ha destacado la consejera de educación, tras la firma del convenio.

zoomDe izq. a dcha,: el vicerrector de Economía, Planificación y Profesorado, Manuel Rapún; la directora general de Universidades y Recursos Educativos, Nekane Oroz; la consejera Solana; el rector Carlosena; el vicegerente de la UPNA, Blas Los Arcos; y el gerente, Joaquín Romero.

De izq. a dcha,: el vicerrector de Economía, Planificación y Profesorado, Manuel Rapún; la directora general de Universidades y Recursos Educativos, Nekane Oroz; la consejera Solana; el rector Carlosena; el vicegerente de la UPNA, Blas Los Arcos; y el gerente, Joaquín Romero.

Solana afirmó que “el Gobierno de Navarra adquirió, al principio de la legislatura, el compromiso de dotar a la Universidad Pública de Navarra de una financiación suficiente para que esta pueda cumplir con el servicio público de educación superior encomendado y hoy, por fin, se ha alcanzado ese objetivo”. Asimismo, la consejera agradeció a todas las personas implicadas en “llevar a buen puerto este acuerdo, ya que han sido muchos meses de trabajo e implicación tanto por las técnicas y técnicos del Servicio de Universidades del Departamento de Educación, así como por la parte de la propia Universidad”. “Como afirmó la presidenta en su discurso inaugural del curso académico el pasado septiembre, este Gobierno ha logrado culminar lo que ha sido un deseo ampliamente expresado y una reivindicación exigida en esta sede durante años: la elaboración de un convenio de financiación plurianual de la Universidad Pública de Navarra y el Gobierno de Navarra”, añadió.

La UPNA, clave en el desarrollo de Navarra

Por su parte, el rector de la UPNA, Alfonso Carlosena, destacó que, gracias a este convenio, “la Universidad Pública de Navarra deja de ser una simple línea en los presupuestos generales de Navarra”, tal y como pidió en su discurso de toma de posesión. “Por encima de ese número, con el convenio se reconoce el papel de la Universidad como un agente clave de desarrollo económico y social, y se reconoce no solo su papel en la formación superior, sino también su actividad investigadora, de transferencia de conocimiento y de extensión”, señaló el rector.

Carlosena también afirmó que, “respetando la autonomía universitaria, se permite a la Universidad una verdadera planificación plurianual, que permita optimizar sus recursos y hacer más eficiente su trabajo”. Por último, añadió que el convenio “supone también un incentivo para que la Universidad siga buscando otras fuentes alternativas de financiación: públicas y privadas”.

Detalles del convenio

Para la financiación estructural y la financiación por resultados, el convenio establece las fórmulas que determinan el importe inicial de referencia y la regla de actualización que se aplicará para el cálculo de la financiación en los tres años de vigencia del convenio.

También fija el importe máximo que se destinará para la financiación de las actividades de mejora de aspectos relevantes de la actividad universitaria y de las inversiones que realizará la Universidad para renovar equipamiento docente y dotarse de nuevas infraestructuras.

Además de la determinación de las diferentes vías de financiación, el convenio establece el procedimiento para la financiación de las nuevas titulaciones que se incorporen a la oferta de la Universidad. En el caso del grado en Medicina, se dispone que la Comisión de Seguimiento del convenio será la encargada de determinar la financiación adicional necesaria para su implantación, con las suficientes garantías de calidad académica e investigadora, y según el plan que finalmente se apruebe para el establecimiento de estos estudios.

En el anexo del convenio, se recogen los valores que sirven para el cálculo del importe inicial de referencia. La regla de actualización que se aplica tiene en cuenta la variación porcentual, respecto del año anterior, que experimente el techo de gasto de los Presupuestos Generales de Navarra, ponderada en un 25% y la variación de los créditos que integren el Capítulo 1 del Anteproyecto de Ley Foral de Presupuestos Generales de Navarra, ponderada en un 75%.

Tal como tiene previsto el Convenio, la Comisión de Seguimiento podrá ajustar la financiación asignada a alguno de sus componentes y también podrá determinar el uso del remanente no afecto generado por la Universidad en cada ejercicio, que se utilizará como fuente de financiación.

La financiación estructural y la financiación por resultados estarán recogidas en una única partida de los Presupuestos del Gobierno de Navarra, mientras que la financiación para mejoras y la financiación para inversiones tendrán cada una su propia partida asociada.