• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Viernes 27 de septiembre de 2013 [Otras]

Ampliado hasta el 2 de octubre el plazo para participar en el Proyecto Ruiseñor de la UPNA

Se ofertan 14 plazas en un programa de acompañamiento de menores en el colegio Mendialdea de Berriozar

La Universidad Pública de Navarra ha ampliado hasta el 2 de octubre el plazo de presentación de solicitudes para participar en el Proyecto Ruiseñor/Urretxindorra Proiektua, un programa de acompañamiento niños y niñas que cursan sexto de Educación Primaria. El centro elegido para esta tercera edición del programa es el colegio Mendialdea de Berriozar, tanto en su línea de castellano como en la de euskera. Los y las estudiantes que participen en esta iniciativa desarrollarán actividades de acompañamiento desde octubre de 2013 hasta mayo de 2014. En total se ofertan 14 becas.

Los y las participantes en el Proyecto Ruiseñor/Urretxindorra Proiektua se convierten en mentores de niños con diferentes contextos socioculturales para favorecer su inclusión, ofrecerles apoyo y mostrarse como un modelo positivo para ellos. El programa está promovido desde la Unidad de Acción Social del Vicerrectorado de Proyección Universitaria de la UPNA, que se encarga de hacer un seguimiento de las actividades que se desarrollan durante todo el curso.

El programa pretende poner en contacto a jóvenes universitarios con niños y niñas de diferentes culturas y contextos sociales partiendo de la base de que la relación entre ambos es una buena oportunidad para nuevas experiencias, habilidades y formas de relación interpersonal. La interacción que se crea entre el alumnado y los menores favorecerá el entendimiento y el respeto a la diversidad en el nuevo contexto social multicultural generado en estos últimos años. Lo que se busca es que la experiencia beneficie los y las menores, sus familias, el centro escolar, el alumnado universitario y la propia Universidad.


Formación y seguimiento


Los y las estudiantes, seleccionados a través de una convocatoria pública, recibirán formación en temas relacionados con la diversidad cultural, sobre cómo afrontar diferentes situaciones con los chavales o sobre cómo relacionarse con la familia. La labor de acompañamiento consistirá en la realización de actividades lúdicas y culturales en el tiempo de ocio de los chavales entre dos y tres horas a la semana y siguiendo una serie de criterios que se supervisarán desde la Universidad. En concreto, esta supervisión se llevará a cabo desde la Unidad de Acción Social y por parte de profesorado de los Departamentos de Trabajo Social y de Psicología y Pedagogía.

Las tareas concretas del alumnado mentor serán desarrollar una relación personal con los y las menores con el objetivo de ofrecerles apoyo y convertirse en un modelo positivo para ellos. Ser mentor supone compartir con ellos un tiempo y atención de calidad y realizar actividades que favorezcan una mayor diversidad de expectativas y les den la oportunidad de vivir nuevas experiencias vitales. A la finalización de la actividad, los alumnos elaborarán una memoria evaluativa de su participación. Cada uno de los participantes recibirá una beca de 142 euros euros que tiene por objeto sufragar los gastos que se generen durante la realización de las actividades.