• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Viernes 28 de julio de 2006 [Cursos y Conferencias]

"En el desarrollo del software no hay que dejar nunca la calidad para el final"

Así se expresaba Rodrigo Corral González en el curso de verano sobre calidad del software que ha organizado la Universidad Pública de Navarra

zoomRodrigo Corral, en el curso de verano de la Universidad Pública de Navarra

Rodrigo Corral, en el curso de verano de la Universidad Pública de Navarra

"La clave para garantizar la calidad en el desarrollo del software es pensar en la calidad como algo importante desde el inicio del proyecto y hacer ver a todo el equipo que es importante. No hay que dejar nunca la calidad para el final". Así se expresaba Rodrigo Corral González, socio fundador de Plain Concepts y autor del blog sobre desarrollo de software "La masa, el ladrillo, la bota, el bocadillo...", que cuenta con más de mil lectores diarios, en el curso de verano de la Universidad Pública de Navarra, sobre calidad del software, que se ha celebrado esta semana.

Según ha explicado, "buscar la calidad en el desarrollo del software es como mantenerse en forma: o haces deporte de forma continua, o haces una dieta antes de verano". Así, ha señalado que "los jefes de proyecto pueden mantener, desde el principio, que la calidad es importante y establecer métricas que aseguren esa calidad, o se puede dejar la calidad para el final y, justo antes de entregar al cliente, tratar de asegurarla. El problema con esta última opción es que nunca se van a conseguir los niveles de calidad que se logran cuando la calidad se plantea como requisito desde el inicio del proyecto".

Rodrigo Corral también ha indicado que, para obtener calidad, es importante construir el software de manera continua y apoyarse en herramientas. En este sentido, ha explicado que cada vez existen más herramientas para garantizar esa calidad. Precisamente, él se ha encargado de presentar las ventajas de una de ellas, Microsoft Visual Studio Team que, a diferencia de las existentes hasta ahora, ofrece "una visión integrada que cubre todo el espectro de la calidad del software".

Ecosistema de herramientas

Según ha expuesto en su intervención, Visual Studio Team System "es más bien un ecosistema de herramientas que Microsoft pone al servicio de los desarrolladores de software y que permite algo que hasta ahora era difícil: gestionar todo un proyecto de software desde un entorno unificad: desde la captura de requisitos hasta la presentación al cliente, pasando por el diseño arquitectónico, siempre teniendo en cuenta la calidad".

Así, desde el punto de vista del "tester", Team System presenta una gran cantidad de herramientas "que ayudan a hacer el software mejor". En este sentido, ha detallado que "tiene herramientas para analizar el código estática y dinámicamente y cuenta con una edición de la herramienta dirigida especialmente a ´testeo´ de software, orientada a los técnicos que se dedican a la calidad". Además, "permite definir pruebas unitarias, pruebas de carga y pruebas de web, de una manera muy sencilla, que permite garantizar la calidad que los clientes necesitan".

Una vez definidas las pruebas, "se pueden repetir tantas veces como se desee con un simple clic de ratón", ha seañalado. "Permiten ver cómo se comporta la calidad del software a lo largo de toda la vida del proyecto y ver cuándo se está mejorando la calidad del software o cuándo estamos implementando partes del software que no tienen la suficiente calidad".

Por otra parte, desde el punto de vista del gestor de proyectos, Rodrigo Corral ha explicado que Team System ofrece "un repositorio de ´books´, donde se puede saber exactamente los errores que tiene el software, cómo se van comportando a lo largo del tiempo, si se van corrigiendo y si el equipo de desarrollo está preocupado por la calidad. Es importante que los desarrolladores sepan que hay ´books´ y sepan que deben corregir estos errores rápidamente para asegurar la calidad".
Además, la herramienta de Microsoft, mediante la construcción automática del software, permite pasar del código fuente al programa ejecutable de una manera automatizada. "Hace posible establecer un proceso de construcción totalmente integrado en la herramienta de manera que llevemos las fuentes a un software ejecutable en un paso repetible y claro", ha asegurado.

Estas construcciones, ha añadido, "nos permiten saber en todo momento con qué fuentes se corresponde el software y que los ´testers´ puedan probar lo que los desarrolladores están construyendo, casi de manera inmediata".