• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Martes 29 de mayo de 2007 [Institucional]

La Fundación El Compromiso, con reconocimiento expreso al misionero José Mª Caballero, recibe en la Universidad Pública de Navarra el Premio Internacional Jaime Brunet pro Derechos Humanos

Documentación adicional:

 
zoomUn aspecto del público asistente

Un aspecto del público asistente

Esta tarde ha tenido lugar en el Rectorado de la Universidad Pública de Navarra el acto de entrega del Premio Internacional Jaime Brunet 2006 pro Derechos Humanos a la Fundación El Compromiso, con reconocimiento expreso a José María Caballero Cáceres, misionero javeriano.

El acto ha estado presidido por el Rector y Presidente de la Fundación Jaime Brunet, Pedro Burillo López; el Presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz Sesma; y el Presidente del Parlamento de Navarra, Rafael Gurrea Indurain. El premio dotado con 36.000 euros ha sido recogido por Inés Gimeno Alvar-González, responsable del Departamento de Proyectos de la Fundación El Compromiso. Además se ha entregado un diploma de reconocimiento al misionero javierano José María Caballero Cáceres.
El premio lo han recibido en las sucesivas ediciones desde su creación: Amnistía Internacional (1998), Akin Birdal (1999), líder de diversas organizaciones que trabajan por los derechos humanos en Turquía; Cristina Cuesta Gorostidi (2000), fundadora de varios movimientos pacifistas en el País Vasco; el Dalai Lama (2001), quien recogió el Premio en Madrid, durante su visita a España de 2003; el padre Cecilio de Lora, marianista, y la hermana Carolina María Agudelo Arango, dominica de la Presentación, por su trayectoria personal desarrollada en Colombia (2002); el periodista sudafricano Tim Modise (2003); Manos Unidas, organización no gubernamental para la promoción del Tercer Mundo (2004); y Mercedes Navarro Rodríguez, cooperante de Médicos del Mundo fallecida en Mostar (Bosnia) (2005).

zoomLa mesa presidencial del acto

La mesa presidencial del acto

Primeras autoridades de Navarra

En el acto han estado presentes las principales autoridades de Navarra así como miembros de la comunidad universitaria como la mayoría del equipo rectoral, el Presidente del Consejo Social, Jesús Irurre Arigita y algunos Decanos y Directores de centros y departamentos. También han tenido una presencia destacada los miembros del Patronato Jaime Brunet, como su Vicepresidente Joaquín Mencos Doussinague, el Secretario Javier Blázquez Ruiz, así como los profesores Alberto Pérez Calvo y Jesús María Osés Gorraiz, y el resto de vocales Carlos Tamburri Mosso, Javier Sainz de los Terreros Goñi, y Luis Guillermo Perinat Elío.

Asimismo han estado presentes varios de los miembros del Jurado de este Premio. Un Jurado que estuvo presidido por Ángel Torío López, Catedrático de Derecho Penal de Valladolid, e integrado además por Alberto Pérez Calvo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Pública de Navarra; José Luis Carvajal García-Pando, Decano del Colegio Notarial de Pamplona; Alfredo Irujo Andueza, Decano del Colegio de Abogados de Pamplona; Fernando Armendáriz Arbizu, representante de Amnistía Internacional en Navarra; Iñigo Roldán Catalán, estudiante de último curso de Derecho de la citada universidad navarra, con mejor expediente; y Patricio Hernández Pérez, Catedrático de Literatura Española de la citada universidad navarra y secretario del Jurado.

Entre las autoridades de Navarra han estado presentes el Delegado del Gobierno, Vicente Ripa González, el consejero de Educación Luis Campoy Zueco, la consejera de Salud, María Kutz Peironcely, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Caballero Martínez, la Alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina Angulo, la Vicepresidenta del Parlamento, Helena Berruezo Valencia y el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Juan Mª Fernández Martínez. También han asistido representantes de los grupos parlamentarios como Elena Torres Miranda, José Luis Izco Biarge, Elma Saiz Delgado, Amanda Acedo Superviola, Aurelia Lumbreras Iñigo, Juan José Lizarbe Baztán y Mª Gracia Iribarren Rivas.

En el acto han participado también el Director General de Universidades y Política Lingüística, Pedro Pegenaute Garde; el Director General de Presidencia, Ildefonso Sebastian Labayen; Guillermo Herrero Maté, Director del Área de la Alta Inspección del Estado en Navarra; y el Coronel Delegado de Defensa, Francisco Javier Solabre Goñi; entre otros.

zoomEl Presidente Miguel Sanz hace entrega del diploma

El Presidente Miguel Sanz hace entrega del diploma

Entrega del Premio

El acto se ha iniciado con la lectura del fallo del jurado, a cargo del secretario de la Fundación, el profesor Javier Blázquez Ruiz, quien ha dado paso a la entrega del premio a Inés Gimeno Alvar-González y del diploma al misionero José María Caballero Cáceres, por parte del Presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz Sesma, y del Presidente del Parlamento de Navarra, Rafael Gurrea Indurain. Por su parte, el Rector Burillo ha hecho entrega de una reproducción de la escultura "Homenaje a Sáenz de Oiza", realizada por el artista Jorge Oteiza, cuyo original se encuentra en el campus de la Universidad.

El acto ha finalizado con las palabras del misionero javierano José María Caballero Cáceres, de Inés Gimeno Alvar-González, responsable del Departamento de Proyectos de la Fundación El Compromiso; del Vicepresidente honorario de la Fundación Jaime Brunet, Rafael Gurrea Induráin; del Presidente de la Fundación Jaime Brunet, Pedro Burillo López y del Presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz Sesma.

El acto ha contado con la intervención musical de la Coral Universitaria, dirigida por Arturo Goldaracena Asa quienes han interpretado las obras: Siyahamba ( canción de origen zulú); O Iesu Christe, de Jacquet van Berchem, y Son de la Loma (son cubano de Miguel Matamoros en versión coral de Elector Silva).

Reconocimiento a la trayectoria histórica

El pasado mes de diciembre el jurado del Premio Jaime Brunet concedió el galardón a la Fundación El Compromiso, con reconocimiento expreso a José María Caballero, misionero javierano, por el programa de acogida y rehabilitación de niños y niñas soldado en el centro Saint Michael de Lakka, en Sierra Leona. Al premio concurrían 41 candidaturas presentadas. El acta fue dada a conocer el día 10 de diciembre, coincidiendo con el LVI aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos,
El Jurado quiso reconocer mediante este galardón "el trabajo de difusión y sensibilización que a lo largo de estos últimos años ha realizado la Fundación española El Compromiso, respecto a la situación de los niños y niñas soldado de Sierra Leona, apoyando la labor humanitaria en ese país de D. José María Caballero, a través de la edición y distribución del documental social "Ángeles tatuados", basado en la cruel experiencia de los niños excombatientes de la guerra civil que asoló Sierra Leona entre 1991 y 2002".
Al mismo tiempo, el jurado ha querido reconocer "la labor del misionero javeriano D. José María Caballero, director del programa de rehabilitación de menores ex guerrilleros, desarrollado entre 1998 y 2002 en ese país africano del que se beneficiaron más de 3.000 niños y muchas de sus familias, que dejaron de verlos como combatientes o ex verdugos, para aceptarlos como víctimas de una guerra fratricida generada por el hambre, hostigada por intereses de países vecinos y favorecida por el escasa proyección que se le otorgó a nivel internacional".

zoomInés Gimeno recoge el diploma de manos del Rector

Inés Gimeno recoge el diploma de manos del Rector

Al conceder este premio, el Jurado desea "hacer un llamamiento a la difícil situación que viven muchos países, especialmente del continente africano, en los que la penuria económica sigue generando conflictos sociales, y en los que se conculcan los más elementales derechos humanos, tal como ocurrió en Sierra Leona, pero que sigue padeciendo las secuelas de una larga guerra, en la que los propios niños se veían arrastrados a matar a miembros de sus propias familias, dejándoles unas heridas internas difíciles de superar".

Asimismo, al otorgar este premio internacional a don José María Caballero, el jurado "desea reconocer la extraordinaria labor de un misionero que en circunstancias difíciles supo enfrentarse a la propia guerrilla de Sierra Leona acogiendo a niños que huían, atemorizados e incluso drogados, en busca de un refugio en el centro de Saint Michel de Lakka".
Asimismo, el Jurado subraya que "al otorgar este premio en un medio universitario, se desea sensibilizar a la comunidad universitaria sobre la necesidad de ejercer voluntariado en países en donde el hambre constituye la principal amenaza de los Derechos Humanos".

Recuperación de niños y niñas soldado

La Fundación El Compromiso es una organización no gubernamental sin fines lucrativos, políticos o religiosos. Fue creada en España en el año 1994 con el fin de contribuir a la solución de los problemas que padecen los sectores marginados y desprotegidos de la sociedad, especialmente en países en vías de desarrollo. La Fundación El Compromiso parte de la base de que el presupuesto fundamental y básico para un desarrollo sostenido es trabajar en la educación y sensibilización por el respeto de los derechos humanos.
La Fundación lleva a cabo diversas líneas de proyectos en el citado sentido, de educar y sensibilizar para el desarrollo, y de gestión de proyectos de cooperación para el desarrollo. Uno de ellos, en relación con el cual se le ha concedido el Premio Brunet, es el programa de recuperación y rehabilitación de niños y niñas soldado en el centro St. Michael's de Sierra Leona. Este programa ha sido gestionado y dirigido por los Misioneros Javerianos, y en concreto por el misionero español José María Caballero.

El programa en cuestión comenzó en abril de 1999. Desde esa fecha y hasta junio de 2002 más de 3.000 niños y niñas que habían estado en manos de los distintos grupos rebeldes han pasado por el programa. Se trata de niños secuestrados que habían sido liberados, niñas madres, niños y niñas soldado y otros niños que por diversas razones habían sido separados de sus familias. En noviembre de 2000 se firmó un acuerdo con el ACNUR para extender los servicios a los niños sierraleoneses que habiendo estado refugiados en Guinea tuvieron que huir ante la persecución de sierraleoneses desencadenada en Guinea Conakry desde septiembre de 2000.

El programa está dividido en tres proyectos: acogida en el centro y cuidado básico por unos meses, búsqueda de familias y reunificación de los menores con sus familias, y cuidado alternativo para los menores que no pueden ser reunificados con sus familias.

Así, el St. Michael's Interim Care Center, situado en Lakka, tiene una capacidad para acoger a 250 menores -hasta 500 en casos de emergencia- a los que ofrece cuidado y protección. Tras un reconocimiento médico, los servicios que se les ofrecen son atención psicológica, educación en la escuela y aprendizaje de oficios, así como juegos, deportes, música... Después a los niños y niñas se les reintegra a la familia, tras una labor de búsqueda y reunificación o, si esto no es posible, se les ofrece un apoyo alternativo, mediante adopciones, formación profesional, residencia en pisos tutelados o ayuda para que puedan vivir de manera independiente.

Como se menciona en el acta, el 21 de febrero de 2002 TVE1 emitió el programa "Ángeles tatuados", producido por la Fundación El Compromiso y basado en la experiencia de los niños soldado de Sierra Leona.

Perfil de José María Caballero

El misionero javeriano español Chema Caballero llegó a Sierra Leona en 1992, y allí ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Ordenado sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos, en 1995, desde 1999 es director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la actualidad, desde abril de 2004 compagina esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado "Educación como motor del desarrollo" consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Nacido en Castuera (Badajoz) en 1961, es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid (1984), Licenciado en Estudios Eclesiásticos por la Universidad Pontificia Salamanca (Baccalaureatus in Teología), en 1995, y Master en Ciencias Sociales por la Universidad de Long Island, Nueva York (1998).
Autor de numerosos artículos y conferencias, ha recibido diversos galardones como los de la Fundación Social Universal, 2004, de Montilla (Córdoba); Medalla de Extremadura (2005); Premio Internacional Alfonso Comín, entregado en noviembre de 2005, en Barcelona, por el entonces alcalde Joan Clos; y el Premio por la Paz Ciudad de Alcobendas.

La Fundación y el Premio Jaime Brunet

La Fundación Jaime Brunet es una Fundación cultural privada, de interés social y carácter permanente, cuyos fines son el fomento del respeto a la dignidad humana, a las libertades fundamentales y a los derechos humanos, así como la erradicación de situaciones y tratos inhumanos o degradantes. La Fundación promociona actividades dirigidas a tal objeto y estudios relacionados con el respeto a tales valores.

En concreto, y entre otras actividades, convoca el premio Jaime Brunet Romero con el fin de distinguir bien un trabajo científico; bien un trabajo literario o audiovisual; bien una trayectoria de una persona o institución que haya destacado en la promoción de los derechos humanos.

Jaime Brunet Romero nació en Bayona (Francia) el 20 de julio de 1926 y falleció el 4 de enero de 1992 en San Sebastián (Guipúzcoa). Nacido en el seno de una familia de emprendedores catalanes que se había asentado en el siglo XVIII en Guipúzcoa (donde desarrollaron una importante actividad industrial), fue educado con un talante liberal y crítico con la época que le tocó vivir. Fue encaminado a la carrera de Derecho por su padre, Jaime Brunet Goitia, jefe local del partido republicano que llegó a ser teniente de alcalde del ayuntamiento de San Sebastián, donde ya habían ocupado la alcaldía su abuelo y bisabuelo. Cursó sus estudios en la universidad de Valladolid, en la que ejerció por un tiempo como profesor ayudante.

Su afición destacada por la lectura se acompañó por el interés de aprender idiomas, con los que pudo desenvolverse con facilidad en sus numerosos viajes, que le llevaron, a pesar de las dificultades de su tiempo, a recorrer más de treinta países. En estos viajes, según confesaba, captó y comprendió cuánta discriminación y violencia, cuánto abuso de los poderosos sobre los débiles existen aún en nuestro siglo, y con qué facilidad se conculcan diariamente los derechos más elementales de la persona humana.
En los últimos años de su vida su sensibilidad por la situación de los derechos humanos y la defensa de la libertad del ciudadano, también ante los abusos de la Administración pública, se convirtieron en su constante preocupación. Al no tener descendencia directa, y movido por sus sentimientos que le rebelaban contra las actuaciones injustas, decide legar su fortuna para crear a su fallecimiento la fundación que con su nombre se dedique a divulgar los derechos humanos y a premiar a quienes por su trabajo en defensa de los mismos se hicieran merecedores de este reconocimiento. De este modo, se crea la Fundación Jaime Brunet Romero, con residencia en la Universidad Pública de Navarra, según su voluntad testamentaria.