• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Miércoles 16 de diciembre de 2009 [Congresos]

La UPNA proyecta mañana "En un segundo", un documental sobre los efectos de los accidentes de tráfico

El Campus de Arrosadia ha acogido hoy una jornada sobre alcohol y conducción dirigida a estudiantes

zoomUn joven camina por una línea marcada con elementos visuales y sensoriales que simulan la ingestión de alcohol.

Un joven camina por una línea marcada con elementos visuales y sensoriales que simulan la ingestión de alcohol.

La Universidad Pública de Navarra acogerá mañana jueves, 17 de diciembre, la proyección del documental "En un segundo", en el que se refleja el cambio que experimentan las personas que sufren un accidente de tráfico, sus familias y personas del entorno. El documental muestra diversas formas de hacerle frente a una discapacidad y cómo es posible seguir viviendo plenamente. De igual forma, también recoge el testimonio de profesionales médicos y de instituciones que trabajan por la sensibilización social y la concienciación de la sociedad acerca de las personas afectadas por una discapacidad. La proyección tendrá lugar a las 12.30 horas en el Aula 09 del Aulario y, posteriormente, se celebrará una mesa redonda.

La proyección de este vídeo no es la única actividad que se va a desarrolar esta semana en la UPNA relacionada con la educación vial. El aparcamiento de la calle Sadar está siendo hoy escenario de una jornada sobre alcohol y conducción en la que los estudiantes, a través de actividades con o sin vehículo, pueden experimentar las alteraciones motoras y sensoriales que produce la ingestión de bebidas alcohólicas. Esta iniciativa, que se desarrolla desde las 10 y hasta las 18 horas, ha sido organizada en el marco del Programa de Universidad Saludable del Vicerrectorado de Proyección Social y Cultural, el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona en el marco de la Estrategia Navarra de Seguridad Vial.

A través de un recorrido activo, los participantes tienen la oportunidad de realizar una serie de ejercicios de habilidad y coordinación en los que podrá experimentar su destreza tanto en condiciones normales como bajo los efectos simulados del alcohol. A través de ciertos elementos artificiales (gafas y un lastre colocado en muñecas y tobillos), se logra simular un grado de alcoholemia de entre 0,4 y 0,6 gramos por litro en sangre (el límite actual se encuentra en 0,5 gramos), lo que afecta tanto a la capacidad visual como a la precisión de los movimientos.

Las actividades se completan con un circuito en el que los participantes pueden utilizar vehículos con los que realizan recorridos a baja velocidad y maniobras de estacionamiento entre dos obstáculos, así como con un vídeo de concienciación y un simulador que ofrece una valiosa información sobre los efectos del alcohol y las drogas sobre la conducción

El objetivo de esta iniciativa es concienciar a la población joven sobre el riesgo que comporta asociar el consumo del alcohol con la conducción para reducir los accidentes de circulación, informarles sobre los efectos que el alcohol provoca en su capacidad, conseguir que sienta las alteraciones que el alcohol produce en sus capacidades, reforzar el mensaje de que los accidentes atribuibles al alcohol pueden evitarse y sensibilizar a los futuros conductores.