• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Viernes 23 de diciembre de 2005 [Institucional]

"Si modificamos el grado de tolerancia de las personas a través de políticas públicas y educativas, podremos evitar situaciones de segregación"

Esta es una de las conclusiones del profesor Juan Miguel Benito Ostolaza en su tesis doctoral defendida en la Universidad Pública de Navarra

zoomEl autor de la tesis.

El autor de la tesis.

"Si conseguimos variar el nivel de tolerancia de los individuos, a través de políticas públicas y educativas, lograremos evitar situaciones de segregación social. La tarea no es fácil, pero las instituciones ya han empezado a trabajar en estrategias encaminadas a favorecer la integración". Así lo ha concluido el economista Juan Miguel Benito Ostolaza en su tesis doctoral defendida en la Universidad Pública de Navarra con la calificación sobresaliente cum laude con mención europea.
El trabajo doctoral, titulado "Economic dynamics and bounded rationality: dynamic models of segregation" ha sido codirigido por el catedrático de la Universidad Pública de Navarra José María Aizpurua Agirre y por la profesora de la Universidad de Alicante, Penélope Hernández Rojas.

Juan Miguel Benito Ostolaza (Hernani, 1975) es licenciado de Economía por la Universidad Pública de Navarra, donde actualmente trabaja como profesor ayudante en el área de Fundamentos del Análisis Económico del Departamento de Economía, y forma parte de un grupo de investigación dirigido por el profesor José María Aizpurua Agirre.

Segregación en las ciudades

La tesis de Juan Miguel Benito aborda las consecuencias que tienen las decisiones de los agentes locales en las acciones de los demás, especialmente las que afectan a los vecindarios. El estudio se ha basado en el trabajo que llevó a cabo el Premio Nobel de Economía 2005 Thomas C. Schelling, sobre la segregación en las ciudades. El autor americano hizo un análisis de la sociedad estadounidense en los años 70 basándose en un modelo muy sencillo que examinaba las decisiones que iban tomando los individuos de forma secuencial. La tesis defendida por Juan Miguel Benito ha introducido una variante respecto al modelo de Schelling. "Nosotros hemos estudiado un modelo en el que todas las personas adoptan las decisiones a la vez, porque nos parece que se adecua más a la realidad", apunta el economista.

Según el autor, si las políticas públicas pudieran incidir en el nivel de tolerancia de los individuos, es decir, en la reorientación de las preferencias de las personas para convivir con individuos diferentes, se podría conseguir una sociedad sin segregación. Las pruebas teóricas del estudio parten de la base de que en un vecindario el 40% ó 50% de los vecinos quieren rodearse de personas como ellos. Si este porcentaje bajara a un 20%, el paisaje de la sociedad cambiaría y sociedades que estaban segregadas, dejarían de estarlo.

Vecindarios armónicos

Junto con la segregación de los vecindarios, otro de los aspectos que se ha tratado en la tesis ha sido la caracterización de sociedades que llegan al equilibrio. "Cuando hablamos de sociedades en equilibrio nos referimos a aquellas sociedades en la que todos los individuos están satisfechos con el vecindario que tienen", afirma el autor. "A nivel teórico, la armonía se traduce en una fórmula muy simple: si hay "M" agentes de un mismo tipo en un vecindario, para que haya equilibrio tiene que haber "M+1". También se puede llegar a este nivel de satisfacción si existen dos individuos de diferente tipo de sociedad que están contentos".

Juan Miguel Benito reconoce que los resultados de la tesis han sido positivos, ya que han servido para cumplir los objetivos que se habían marcado. Por un lado, se ha formalizado el modelo de Schelling mediante una prueba matemática, y por otro, se ha demostrado que se podía estudiar este tipo de dinámicas complejas por medio de sistemas matemáticos simples. Además, a diferencia del modelo del economista americano, se han incorporado novedades. "En nuestra variante, los individuos se mueven a la vez y pueden anticipar los movimientos. Tampoco pueden desplazarse a cualquier sitio".

En el caso de la tesis de Schelling, se realizaron varios trabajos empíricos para demostrar que sus conclusiones eran ciertas. Sin embargo, la tesis de Juan Miguel Benito es por el momento un estudio teórico. "El problema es que en España no es posible comprobar los desplazamientos que se producen en los vecindarios ya que no son datos que se registran en el censo. El fenómeno de la inmigración es relativamente nuevo en nuestro país y todavía no hay información acerca de los motivos por los que una persona se mueve a una comunidad o permanece en ella".