• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Martes 17 de octubre de 2017 [Investigacion]

Un investigador de la UPNA diseña una plataforma de salud electrónica para mejorar la atención a los pacientes

El ingeniero Aitor Eguzkitza ha estandarizado la información para que las historias clínicas sean intercambiables entre diferentes centros sanitarios

zoomEl ingeniero Aitor Eguzkitza Diego, nuevo doctor por la UPNA

El ingeniero Aitor Eguzkitza Diego, nuevo doctor por la UPNA

El ingeniero de Telecomunicación Aitor Eguzkitza Diego (Pamplona, 1984) ha diseñado una plataforma de salud electrónica que estandariza la información para que sea compatible con los diferentes sistemas informáticos de cada hospital o centro de salud. Esto permitiría el intercambio de historiales clínicos entre los diversos complejos hospitalarios y sanitarios y la incorporación, sobre la marcha, de nuevas herramientas para atender las necesidades médicas que vayan surgiendo. Este sistema, que ha elaborado para su tesis doctoral en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), posibilitaría una mejor atención a los pacientes.

Actualmente, los servicios de salud optan por adquirir sistemas de información electrónicos, que contienen las historias clínicas de los pacientes, de carácter cerrado, que deben adaptarse continuamente y, en algunos casos, sustituirse por otros más modernos cuando no es posible incorporar nuevas funcionalidades. Esta práctica supone un coste económico importante que tampoco garantiza que una nueva versión no vaya a quedarse obsoleta en un futuro.

“Si tuviera que poner un ejemplo, diría que los actuales sistemas de historia clínica electrónica serían comparables a los primeros terminales ‘cerrados’ de telefonía móvil que salieron al mercado, mientras que la propuesta de plataforma de salud electrónica se asemejaría a los ‘smartphones’ de ahora —explica Aitor Eguzkitza, cuya tesis doctoral ha obtenido la calificación de sobresaliente “cum laude”—. Los primeros móviles incluían las mismas funciones básicas para todos los usuarios; en cambio, los móviles inteligentes, además de los servicios básicos, pueden incorporar aplicaciones en función de las necesidades concretas de cada usuario. A esto se añade que estas aplicaciones son compatibles con modelos de móviles proporcionados por diferentes fabricantes. Es decir, cada servicio de salud podría personalizar su sistema e incluir parámetros nuevos sin tener que adquirir otro terminal más potente”.

Un sistema más rápido y sin intermediarios

En la historia clínica electrónica actualmente vigente, si los médicos necesitan introducir un nuevo campo, deben ponerse en contacto con los servicios informáticos para que lo instalen. Esta petición conlleva un esfuerzo burocrático y una pérdida de tiempo importante para ambas partes. Con la plataforma de salud electrónica propuesta en la tesis, los propios médicos tendrían la capacidad de gestionar sin intermediarios la información registrada en cada uno de sus procesos clínicos.

“La principal ventaja es que pequeñas empresas de software médico podrían proponer herramientas para escenarios de salud muy concretos, en lugar de tener que esperar a que una gran empresa incorpore una solución genérica en su próxima versión de su macro-sistema de información clínica”, señala Aitor Eguzkitza, cuya tesis doctoral ha sido dirigida por los profesores del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica Luis Javier Serrano Arriezu y Jesús Daniel Trigo Vilaseca, y supervisada por José Andonegui Navarro, jefe del Servicio de Oftalmología del Complejo Hospitalario de Navarra.

Además, el investigador apunta que, si una herramienta tiene éxito, una empresa podría desarrollarla para diferentes plataformas. “Tal y como ocurre con las aplicaciones de los móviles, que se pueden utilizar tanto con el sistema Android como con el iOS, en el caso de las plataformas de salud electrónica, al estar basadas en estándares concretos, serían capaces de intercambiar información clínica sin problema”, añade.

Pruebas con tres enfermedades oftalmológicas

En colaboración con el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Eguzkitza ha probado su plataforma con tres procesos clínicos con el objetivo de mejorar la gestión. Se trata de tres enfermedades oftalmológicas crónicas que amenazan con sobrecargar las listas de espera del Servicio de Oftalmología debido a la escasez de especialistas disponibles para hacer el seguimiento de los pacientes dentro de los intervalos recomendados: la retinopatía diabética, la degeneración macular asociada a la edad y el glaucoma crónico, las causas más frecuentes de ceguera evitable en Europa.

En el sistema tradicional, las pruebas diagnósticas se concentran en la consulta del oftalmólogo, por lo que la lista de espera depende directamente de la capacidad de trabajo de cada médico especialista. La alternativa que se plantea con la plataforma electrónica es distribuir el trabajo en distintas salas y que enfermeras con formación específica realicen las pruebas diagnósticas por separado. De esta forma, el oftalmólogo evalúa las pruebas remotamente y prioriza el tiempo de consulta para los pacientes con diagnósticos más urgentes. “El sistema informático posibilitaría una redistribución más eficiente de los recursos técnicos y humanos, con la consiguiente mejora de la atención al paciente y la liberación de las listas de espera en las consultas de atención especializada”, concluye.

Breve currículum

Aitor Eguzkitza se tituló en Ingeniería Técnica de Telecomunicación por la Universidad Pública de Navarra, donde, posteriormente, cursó el Máster en Ingeniería Biomédica. Preparó su tesis doctoral en el grupo de investigación de Ingeniería Biomédica del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica. Además, ha presentado su trabajo de investigación en diversos congresos y publicaciones, tanto nacionales como internacionales.