• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Miércoles 21 de diciembre de 2016 [Cultura]

Este viernes, último día para visitar la exposición “El ojo electrónico” en el edificio El Sario de la UPNA

La muestra, del técnico de la Universidad José Javier Vesperinas, reúne sorprendentes imágenes de lo cotidiano, ampliadas hasta 4.000 veces

zoomJosé Javier Vesperinas Oroz, autor de las imágenes, posa en el edificio de El Sario de la UPNA, junto a la exposición.

José Javier Vesperinas Oroz, autor de las imágenes, posa en el edificio de El Sario de la UPNA, junto a la exposición.

Hasta este viernes, día 23, en horario de 9 a 21 horas, se puede visitar, de manera gratuita, en el edificio de El Sario de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) en Pamplona la exposición “El ojo electrónico”, una muestra que acoge más de medio centenar de fotografías tomadas con un microscopio electrónico de barrido, lo que permite ver sorprendentes imágenes, ampliadas hasta 4.000 veces, de lo cotidiano (insectos, plantas, compuestos químicos, microfósiles u objetos como bolígrafos o monedas).

El autor de las imágenes es José Javier Vesperinas Oroz, técnico en el Servicio de Apoyo a la Investigación de la Universidad. Para la exposición, ha utilizado distintas muestras, cuyos tamaños originales oscilan entre 1 y 0,005 milímetros, y las ha ampliado con un microscopio electrónico de barrido (marca JEOL JSM-5610-LV), perteneciente a la UPNA. Este aparato permite observar objetos demasiado pequeños para el ojo humano y es más potente que el microscopio óptico.

El de tipo electrónico utiliza electrones con alta energía para realizar observaciones a diferencia del de tipo óptico, que se sirve de la luz (fotones). A modo de comparación, el ojo humano puede ver hasta 0,1 milímetros; el microscopio óptico, hasta 0,0002 milímetros; y el electrónico de barrido, hasta más o menos 40 nanometros. Un nanómetro equivale a 1/1.000.000 milímetros. De hecho, el microscopio electrónico, al utilizar electrones con alta energía, permite pasar de observaciones con una magnificación promedio de 2.000 aumentos a otra mayor de 300.000.

El microscopio electrónico posibilita también obtener una mayor profundidad de campo, lo que permite conseguir un efecto más real de las tres dimensiones.

En el mundo de lo más pequeño, no existe el color con la longitud de onda electrónica y, por lo tanto, las fotografías de la muestra aparecen en blanco y negro.