• ES
  • EU
  • EN


Noticias


Martes 2 de diciembre de 2008 [Profesorado]

Los profesores Orreaga Ibarra y Juan Karlos Lopez-Mugartza investigan la mezcla de euskera y castellano en el habla de los jóvenes

El trabajo ha recibido ayuda del Gobierno de Navarra a través de Euskarabidea-Instituto Navarro del Vascuence

Orreaga Ibarra y Juan Karlos Lopez-Mugartza, ambos docentes de la Universidad Pública de Navarra, han recogido a través de diversas grabaciones una muestra del habla de jóvenes vascoparlantes de Pamplona con el fin de realizar un trabajo de investigación. El objetivo es conocer las características de dicho habla y, sobre todo, analizar cómo se mezclan en la misma diferentes expresiones en castellano y en euskera.

El proyecto de investigación acaba de recibir una ayuda de 2.475 euros de Euskarabidea-Instituto Navarro del Vascuence, ya que ha sido uno de los trabajos seleccionados dentro de la convocatoria de este año para el fomento de estudios sobre el euskera que promueve este organismo dependiente del Gobierno de Navarra. Dicha convocatoria tiene por objeto ayudar a financiar proyectos de investigación lingüística y sociolingüística sobre el euskera en Navarra, en el que participen equipos de investigadores que no disponen de ayuda específica para el desarrollo del mismo.

Los dos profesores de la Universidad Pública hicieron el trabajo de campo el año pasado y con el material recogido en las grabaciones han completado un corpus que ahora se proponen analizar más detalladamente. Las grabaciones han sido realizadas por los propios jóvenes, en su ambiente, dentro de sus cuadrillas, en bares y en lugares diversos, ya que premeditadamente se ha evitado la presencia de los investigadores para no restar naturalidad a los diálogos.

En total han participado una veintena de jóvenes, con edades comprendidas entre los 15 y los 20 años, la mayoría de Pamplona. Todos han estudiado o estudian en el modelo D y algunos se encuentran ya en la Universidad Pública. Los jóvenes que han tomado parte en la investigación demuestran un alto nivel de euskera, muchos de ellos poseen el título de EGA, y manejan muy bien la lengua en el ámbito formal.

Sin embargo, según han comprobado los investigadores en los primeros análisis, esos mismos jóvenes cambian de registro en el lenguaje coloquial, ya que para ellos es un rasgo propio del estilo joven entremezclar giros en castellano cuando hablan en euskera.